Trabajadores de la salud encienden sirenas en Colombia en medio de emergencia por coronavirus

Trabajadores de salud protestan con una caravana de ambulancias para exigir el pago de sus salarios en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus en Bogotá, Colombia, 1 de abril, 2020. REUTERS/Nelson Bocanegra
Trabajadores de salud protestan con una caravana de ambulancias para exigir el pago de sus salarios en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus en Bogotá, Colombia, 1 de abril, 2020. REUTERS/Nelson Bocanegra

Por Nelson Bocanegra

BOGOTÁ, 1 abr (Reuters) - Médicos, enfermeros y personal de emergencia, subidos en docenas de ambulancias con las sirenas encendidas, se tomaron el miércoles varias calles de la capital de Colombia en solidaridad con sus colegas y en protesta por los retrasos en los pagos de sus salarios, en medio de la pandemia del coronavirus.

Los trabajadores médicos, escoltados por patrullas y motocicletas de la policía, se detuvieron frente a una clínica en el norte de Bogotá y aplaudieron a sus colegas que están atendiendo la emergencia sanitaria que deja hasta ahora 1.065 contagiados y 17 muertos a causa del COVID-19.

El conductor de una de las ambulancias, Carlos Camargo, dijo que está preparado para colaborar en la actual emergencia que atraviesa el país, pero siente frustración por la actitud de algunas personas que no siguen las ordenes establecidas por el Gobierno.

"Cansancio en este momento no hay, hay muchas ganas de luchar para poder salir de esto en el país", declaró Camargo. "Es muy gratificante trabajar en esto, es muy gratificante saber que es un ejemplo a seguir, pero es muy duro luchar solos, es muy duro ver que la comunidad no colabora, ver gente que camina por la calle sin protección".

El presidente de Colombia, Iván Duque, decretó un aislamiento preventivo obligatorio de 19 días hasta el 13 de abril, en busca de contener el virus.

La caravana también sirvió para hacer un llamado de urgencia al Gobierno para que las entidades hospitalarias se pongan al día con el pago de salarios atrasados de sus empleados.

Aunque Duque anunció que el sector de la salud recibirá más de 1.470 millones de dólares para atender la emergencia sanitaria, los empleados se quejan de que los recursos aún no han llegado a muchos bolsillos.

"Queremos ayudar con esta pandemia, pero en realidad no tenemos las herramientas para hacerlo", dijo el enfermero Andrés Merchán. "Hacemos ese llamado para que el Gobierno también nos colabore, para que nos paguen para nosotros poder seguir colaborándoles y poder funcionar".

Los llamados de los trabajadores del sector de la salud también se han escuchado desde otras ciudades.

"Tenemos hambre (...) nuestro deber es ayudar a los demás, pero a nosotros quién nos ayuda, estamos en el anonimato", dijo a la cadena radial Caracol Seidy Franco, auxiliar de enfermería de una clínica en la caribeña ciudad de Cartagena, quien no recibe su salario desde hace cuatro meses. "Los héroes con hambre no trabajan".

Las autoridades colombianas corren contra el reloj para prepararse con más camas, respiradores y equipos de urgencias ante las expectativas de que aumente el número de enfermos por el virus, en un sistema de salud que desde hace décadas carga con un multimillonario déficit de recursos para una población de 50 millones de habitantes.

La situación se ha agravado con la llegada de cerca de 1,7 millones de venezolanos en los últimos años, huyendo de la crisis en su país.

El Ministerio de Salud estima que hasta cuatro millones de personas podrían contagiarse por la enfermedad, un 8% de la población, en un país cuyo sistema de salud solo dispone de alrededor de 84.500 camas en los hospitales y clínicas existentes.

(Reporte de Nelson Bocanegra. Editado por Luis Jaime Acosta)

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos