LISBOA (AP) — Por segunda vez en 12 meses, la policía portuguesa descubrió un gran alijo de cocaína oculto en un envío de plátanos desde América Latina.

El decomiso de esta ocasión fue de 825 kilogramos y tiene un valor en las calles de más de 33 millones de dólares. La incautación del año pasado fue de 430 kilogramos y valía unos 17 millones.

No es inusual encontrar cocaína escondida en bananas provenientes de Sudamérica. En el último año, las autoridades de Estados Unidos, China y Alemania encontraron grandes cantidades de droga oculta en envíos de banano.

Los detectives dijeron el miércoles que se encontró cocaína bastante pura en los últimos días dentro de cajas en el norte de Portugal. Según las autoridades, el cargamento se dirigía a otros países europeos. Se negaron a proporcionar más detalles, diciendo que la investigación continúa.