El número de nacimientos en Japón cayó un 5,1% en 2023 y llegó a un mínimo histórico de 758.631

El Gobierno continúa intentando revertir esta tendencia con diversas medidas, pero las estadísticas no demuestran un futuro favorable para el archipiélago

Compartir
Compartir articulo
Niños japoneses en un colegio.
Niños japoneses en un colegio.

El número de nacimientos en Japón en 2023 fue de un mínimo histórico de 758.631, una disminución interanual del 5,1 %, según un informe demográfico preliminar publicado este martes por el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar.

El de 2023 fue el octavo año consecutivo de caída del número de alumbramientos en el país asiático, que incluyen los de la comunidad de inmigrantes, constatando un horizonte incluso más gris para los nacionales del territorio.

El Gobierno japonés viene intentando revertir esta tendencia con diversas medidas, entre las que se incluyen la subida el año pasado de las subvenciones para las pruebas durante el embarazo o el parto (no cubiertos por la seguridad social), las dotaciones mensuales por hijo o las subvenciones a la escolarización, entre otras.

El número de matrimonios en 2023 en Japón pasado fue de 489.281, un descenso del 5,9 % interanual, por debajo de la barrera del medio millón por primera vez en 90 años, lo que plantea unas malas perspectivas para intentar revertir la caída de los nacimientos.

El de 2023 fue el octavo año consecutivo de caída del número de alumbramientos en el país asiático. (Shutterstock)
El de 2023 fue el octavo año consecutivo de caída del número de alumbramientos en el país asiático. (Shutterstock)

La cifra de divorcios en dicho año fue de 187.798, un aumento del 2,6 % con respecto al año previo, en su primer incremento en cuatro años. Las separaciones se frenaron con el azote de la pandemia de covid-19 y su impacto en la situación financiera de los japoneses, pero dio un giro el año pasado con la mejora de la situación.

El informe, arroja además que el número de fallecimientos en el archipiélago en dicho año fue de un récord de 1.590.503, más del doble que el de nacimientos, dando como resultado su mayor reducción del volumen de población hasta la fecha, de 831.872 personas.

La disminución de la población en Japón se ha acelerado desde la crisis sanitaria y la tendencia actual de envejecimiento demográfico sugiere que este 2024 podría darse que más de la mitad de la población tenga o supere los 50 años.

Según datos de la Oficina Nacional de Estadística, la población actual de Japón es de 123,9 millones de personas.

Un bebé de siete meses y su madre miran las flores de cerezo Kanzakura en plena floración en el Jardín Nacional Shinjuku Gyoen en Tokio, Japón. REUTERS/Issei Kato
Un bebé de siete meses y su madre miran las flores de cerezo Kanzakura en plena floración en el Jardín Nacional Shinjuku Gyoen en Tokio, Japón. REUTERS/Issei Kato

A medida que se reduce el número de personas en edad laboral, crece en Japón la preocupación sobre la sostenibilidad de la economía y del sistema de seguridad social nacional, cuyas primas han venido encareciéndose en años recientes para hacerle frente.

La ciudad milagrosa

Mientras que la tasa de fertilidad sigue cayendo año tras año en Japón y se sitúa en 1,3 hijos por mujer, según los últimos datos del Ejecutivo, la de Nagi, ubicado en la prefectura de Okayama (al oeste de Japón), se encontraba en 2,68 niños por mujer en 2021 y tuvo su pico en 2019, cuando alcanzaba los 2,95 hijos.

Para su alcalde, Masachika Oku, la clave de su éxito se encuentra en crear un ambiente en el que las parejas decidan tener hijos y esto incluye no sólo las ayudas financieras, sino también otras medidas para no aislar a las familias, especialmente a las mujeres, y crear oportunidades de trabajo flexibles.

“Debemos centrarnos en crear un entorno en el que la gente pueda vivir, ya que el cimiento de nuestro pueblo es su gente y sin ella, tendremos que renunciar a muchos servicios”, explica en una entrevista con EFE durante un tour de prensa en la zona.

(con información de EFE)