Guerra en Gaza: el jefe del Estado Mayor de Israel instó a sus tropas a pensar antes de disparar

Herzi Halevi hizo ese llamado tras la muerte de tres rehenes que fueron erróneamente asesinados por tropas israelíes

Compartir
Compartir articulo
Mensaje pidiendo ayuda de los tres rehenes abatidos por las fuerzas israelíes en la Franja de Gaza (ISRAEL FUERZAS ARMADAS DE ISRAEL)
Mensaje pidiendo ayuda de los tres rehenes abatidos por las fuerzas israelíes en la Franja de Gaza (ISRAEL FUERZAS ARMADAS DE ISRAEL)

El jefe del Estado Mayor de Israel, Herzi Halevi, llamó a sus tropas desplegadas en la Franja de Gaza a pensar dos veces antes de disparar, al revelarse que los tres rehenes israelíes que fueron erróneamente asesinados por tropas israelíes habían fabricado una pancarta en la que pedían auxilio.

El asesinato de los tres rehenes “podría fácilmente no haber ocurrido (...) Usen la cabeza. Siempre sentimos que pelear es con las manos o con los pies. Les digo señores, no dejen de pensar ni un segundo en el combate”, dijo Halevi a las tropas de la 99ª División en la Franja de Gaza, según un comunicado del Ejército.

El viernes, el Ejército israelí admitió haber matado a tres rehenes israelíes en Shujaiya, a las afueras de ciudad de Gaza, tras “identificarlos erróneamente como una amenaza”.

El teniente general Herzi Halevi, jefe del Estado Mayor del Ejército israelí (EFE/EPA/ATEF SAFADI)
El teniente general Herzi Halevi, jefe del Estado Mayor del Ejército israelí (EFE/EPA/ATEF SAFADI)

Las Fuerzas Armadas de Israel publicaron este domingo mensajes escritos aparentemente con sangre en telas y colgados en muros que habrían sido dejados por los tres rehenes israelíes que murieron el viernes tiroteados por los propios soldados israelíes a pesar de que estaban desnudos de cintura para arriba, tenían las manos alzadas y uno de ellos incluso llevaba una bandera blanca.

En estas pancartas improvisadas habían escrito “SOS”, “Ayuda, 3 rehenes” y estaban coladas en un edificio situado a unos pocos cientos de metros de donde ocurrió el tiroteo en el que murieron Yotam Haim, Samar Talalka y Alon Lulu Shamriz, en Shejaiya, en el norte de la Franja de Gaza.

Los mensajes fueron descubiertos el miércoles, pero se desestimó cualquier tipo de respuesta porque consideraban que se trataba de una treta de las milicias de Hamas para atraer a los militares hacia zonas con trampas.

“Después del trágico incidente en el que tres rehenes israelíes fueron tiroteados accidentalmente por efectivos de las Fuerzas de Defensa de Israel se registró el edificio cercano y se encontraron carteles pidiendo ayuda (...). Parece que los tres secuestrados estuvieron en el edificio al menos durante algún tiempo”, indica un comunicado militar.

El portavoz militar, Daniel Hagari, explicó que están investigando un segundo edificio donde podrían haber estado también los rehenes.

Este domingo, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas israelíes, Herzl Halevi, subrayó que “no disparamos a personas con las manos en alto”.

“Esperamos tener otra oportunidad y que rehenes vengan a nosotros y podamos hacer lo correcto”, declaró durante una reunión con militares. “Se los digo de una forma muy sencilla. El incidente es muy difícil y doloroso y nadie les dirá lo contrario. Les digo que es un incidente que podría haberse evitado muy fácilmente”, agregó.

“Piensen. ¿Por qué entramos (en Gaza)? Nos hemos fijado tres objetivos: desmantelar a Hamas, recuperar la seguridad de los vecinos de las comunidades (fronterizas) y la tercera misión es recuperar a los rehenes”, señaló.

Soldados israelíes regresan de la Franja de Gaza a través del cruce de Erez, en medio de la operación terrestre en curso del ejército israelí contra el grupo terrorista Hamas (REUTERS/Amir Cohen)
Soldados israelíes regresan de la Franja de Gaza a través del cruce de Erez, en medio de la operación terrestre en curso del ejército israelí contra el grupo terrorista Hamas (REUTERS/Amir Cohen)

El responsable militar advirtió que tampoco deberían disparar contra gazatíes desarmados. “Y les digo otra cosa no menos importante. Si son dos gazatíes con una bandera blanca los que vienen a rendirse, ¿les disparamos? Absolutamente no. Absolutamente no”, subrayó Halevi. “Incluso a quienes han luchado y ahora entregan las armas y levantan las manos, les capturamos, no les disparamos. Hemos sacado mucha información de inteligencia de los prisioneros que tenemos. Tenemos más de un millar ya”, destacó.

“No les disparamos porque las FDI no disparan a personas que levantan las manos. Es una fortaleza, no una debilidad”, remarcó el máximo responsable militar israelí.

Al igual que Halevi, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo en una conferencia de prensa el sábado que sus objetivos en la guerra en Gaza no han cambiado y, por tanto, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) continuarán con los combates hasta la eliminación total de Hamas.

“Estamos luchando por nuestra existencia y tenemos que continuar hasta la victoria”, a pesar de la presión internacional y las pérdidas, sostuvo Benjamin Netanyahu a la par que insistió en que una vez finalizada la guerra, “Gaza será desmilitarizada”.

No permitiré que “Hamastán” se convierta en “Fatahstán”, dijo en ese sentido sobre el futuro del enclave y sumó que tampoco dará lugar a que la Autoridad Nacional Palestina vuelva al Gobierno ya que, según una encuesta reciente, el 82% de los palestinos en Cisjordania justifica la matanza del 7 de octubre mientras que la ANP no condenó esta masacre.

Es por ello que los acusa de ser cómplices de Hamas y se opone a que gobiernen el territorio, dado que lo podrían convertir en un nuevo foco de amenazas para su pueblo. En su lugar, dijo que “las FDI serán responsables de la seguridad en la Franja porque no hay otro factor que garantice la lucha contra el terrorismo”. “Puedo decirles que habrá un gobierno civil que no eduque a sus hijos para destruir a Israel... soy muy claro al respecto”, insistió.

(Con información de Europa Press)