AP 162
AP 162

Sergio Burstein pidió que Mauricio Macri sea enviado a juicio oral y público en la causa por las escuchas ilegales. Ahora resta que contesten el fiscal federal Jorge Di Lello –se espera su respuesta para mañana – y Néstor Leonardo, ex cuñado del futuro jefe de Estado y víctima de las pinchaduras telefónicas.

Casanello dio por cerrada la semana pasada la investigación contra Macri y le pidió a Di Lello, Burstein y Leonardo que opinen antes de resolver si sobresee o envía a juicio al presidente electo.

Para el magistrado, ya se completaron las medidas de prueba que estaban pendientes contra Macri y ahora su situación entró en etapa de definición.

Macri está procesado en la causa por una red de espionaje ilegal en el seno del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, pero cuando el año pasado Casanello envió el expediente a juicio lo apartó de esa instancia porque entendió que la prueba en su contra no era incriminatoria.

A juicio oral fueron enviados el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge "Fino" Palacios, el ex espía Ciro James, el ex ministro de Educación porteño Mariano Narodowski y policías, funcionarios judiciales y un juez de Misiones, quienes tienen fecha de juicio para septiembre de 2017.

Ahora Casanello deberá resolver si Macri los acompaña en el proceso oral o lo desvincula de la causa.