163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163

Moscú es un aliado histórico de Siria, comercian todo tipo de productos –incluso armas–. Sin embargo, desde el comienzo de la guerra civil en 2011 Rusia debió asumir un nuevo rol en la zona. A desgano, condenó la brutal represión del régimen de Bashar al Assad y medió para que Occidente no interviniera militarmente el país.

De hecho, Rusia logró frenar al estadounidense Barack Obama cuando se conocieron las pruebas de ataques químicos contra la población por parte de la dictadura y logró un acuerdo internacional para lograr el desarme químico de Siria.

Sin embargo, ahora se filtran imágenes de tropas rusas en territorio Sirio. Estas fotos son una nueva provocación de Vladimir Putin a Occidente.

 163
163

Según detalló Daily Mail, las fotos, en un principio, habrían sido difundidas por los propios soldados rusos en sus cuentas de redes sociales. Luego, ante la escalada de tensión, las habrían borrado.

En las imágenes se ve a soldados vistiendo las ropas tradicionales del Ejército ruso posando junto a pancartas con los rostros de Assad y Putin o custodiando camiones sirios. El rastreo de dónde fueron tomadas prueba que hay soldados rusos en Alepo, Latikia, Hama, Damasco, Tartus y Al Soda... prácticamente en todo el país.

 163
163

El diario británico identificó una de las imágenes, subidas por el soldado de 19 años Ivan Strebkov, que sirve en la brigada Nevsky de la Marina rusa. Sin embargo, cuando se supone que está destinado a la costa báltica de su país, aparece en una imagen custodiando una base naval de Tartus, en Siria.

LEA MÁS:

 163
163

Otra imagen fue publicada por Sergei Alexandrov el 27 de julio pasado. En la foto el soldado ruso se muestra en Alepo, en el norte de Siria. También hay imágenes subidas por otro soldado ruso, Sergei Boroda, en un campamento militar del régimen en Al Soda.

Rusia tiene tradición en este sentido, ya que muchas veces se informa el destino de una tropa que, en realidad, está desplegada en otro sitio. Los ejemplos se multiplican cuando se trata de Chechenia, uno de los focos más problemáticos para Moscú, pero ahora también en Siria.

La dictadura de Damasco es aliada de Rusia desde los tiempos de la Guerra Fría. Con la crisis desatada por el conflicto interno, debió alejarse del clan Al Assad para guardar la "imagen internacional", pero los vínculos parecen estar más fuertes que nunca.