Después de tantas polémicas se jugó el desempate para ir a la Copa Libertadores. Finalmente, Boca le ganó 1 a 0 a Vélez por un zapatazo de Nicolás Colazo y así se ganó un lugar en el Grupo 5, evitando el repechaje ante Independiente del Valle de Ecuador y el Grupo 7 (si superaba esta llave previa), que tenía a rivales muy complicados como Atlético Nacional de Colombia, Barcelona de Ecuador y Libertad de Paraguay.

Ahora, el conjunto de Rodolfo Arruabarrena estará en el Grupo 5 y enfrentará a Zamora de Venezuela, Montevideo Wanderers de Uruguay y el ganador del cruce entre Palestino de Chile y Nacional (Uruguay). Y además, como si fuera poco, el triunfo hizo que haya Boca-River el próximo domingo en Mendoza, ya que el 'Xeneize' no lo iba a disputar -si perdía este encuentro- por la cercanía del repechaje, que arrancará la semana próxima y tendrá a Estudiantes de La Plata frente a Independiente del Valle.

Esto es algo para resaltar, porque a Vélez no le quedó ni esa chance, habiendo sido el principal perjudicado en la previa, debido a que estaba clasificado, lo despojaron de esa posibilidad y debió jugar este partido a todo o nada. Sin dudas, el "Fortín" vivió una situación insólita que marca lo que es actualmente la dirigencia del fútbol argentino.

En el primer tiempo, el "Xeneize" se fue en ventaja sin hacer demasiado, pero siendo superior en todo momento al "Fortín". El error del conjunto de Arruabarrena fue que tardó más de media hora en darse cuenta de que debía atacar por el sector de Fabián Cubero, en vez de hacerlo por el lado de Fausto Grillo, aunque esto indicaba la lógica por la inexperiencia del lateral. El juvenil cumplió bien por la izquierda y mostró firmeza, pero el experimentado jugador pasó bastantes apuros en la derecha sobre el cierre de la etapa inicial. De hecho, el gol de Nicolás Colazo vino por su sector, ya que el lateral izquierdo del conjunto de la Ribera apareció libre y con un 'bombazo' al ángulo de Sebastián Sosa estableció el 1 a 0.

Antes, la única clara de Boca había sido un mano de Jonathan Calleri que Sebastián Sosa tapó de manera estupenda. Pero después, el equipo del "Vasco" Arruabarrena no hizo demasiados méritos (más allá de que estuvo cerca del segundo), sino que se encontró con un rival muy limitado y que lo inquietó bastante poco en un juego donde los roces fueron los que prevalecieron. De hecho, la acción más clara del conjunto de Russo llegó a poco del final, cuando Yamil Asad sacó un remate rasante que dio en el poste. Eso fue lo único que hizo Vélez en ataque durante 45 minutos.

El complemento mantuvo la misma tendencia, porque Boca dominaba y con la ventaja no iba a buscar demasiado. El 'Xeneize' es como dijo Riquelme hace unos días, un equipo difícil de anotarle si se puso en ventaja y un equipo al que le cuesta convertir si le anotaron primero. Encima, como si fuera poco, daba la impresión de que Vélez podía jugar hasta mañana y no iba a hacer un gol, producto de su escaso poder ofensivo (se extraña a Lucas Pratto). Por un lado, Milton Caraglio casi pasó desapercibido, además de mucha lentitud en algunas acciones (Mariano Pavone mostró un poco más de ganas), mientras que por el otro, Russo tuvo responsabilidad porque tardó poco más de media hora en mandar a la cancha a Ramiro Cáseres, el juvenil que en pocos instantes complicó y desequilibró con su velocidad, aunque no alcanzó.

Para el final, se dieron tres expulsiones. Primero Andrés Chávez, quien hoy se 'cavó su fosa' porque venía señalado por haber llegado fuera de forma a la pretemporada (por eso fue suplente) y encima, a los pocos minutos de ingresado, tuvo un cruce con Fausto Grillo y Delfino lo expulsó por agredir al defensor de Vélez, quien un rato después también se fue al vestuario por doble amonestación, lo mismo que Leandro Somoza. Con estas expulsiones, el partido llegó a su fin en Mar del Plata, donde Boca festejó su pase al Grupo 5 y dejó con las manos vacías a Vélez.

Formaciones:

Boca: Agustín Orion; Leandro Marín, Daniel Díaz, Guillermo Burdisso, Nicolás Colazo; Marcelo Meli, Cristian Erbes, Fernando Gago; Juan Manuel Martínez, Jonathan Calleri y Federico Carrizo. DT: Rodolfo Arruabarrena

Vélez: Sebastián Sosa; Fabián Cubero, Hernán Pellerano, Sebastián Domínguez, Fausto Grillo; Yamil Asad, Lucas Romero, Leandro Somoza, Ariel Cabral; Milton Caraglio y Mariano Pavone. DT: Miguel Ángel Russo

Estadio: José María Minella

Árbitro: Germán Delfino