No es novedad que las selfies están de moda. Desde que Ellen los volvió parte de la cultura pop en los premios Oscar se empezaron a utilizar y fue el comienzo de algo impensado. Desde personas que fallecieron por querer tomar la fotografía perfecta para compartir en redes sociales hasta gente presa, malas posturas u obras de arte destruidas como es en estos seis casos.

Estatua de Dom Sebastiao (1891)

La estatua se encontraba en la estación de trenes de Lisboa y no se pudo restaurar todavía
La estatua se encontraba en la estación de trenes de Lisboa y no se pudo restaurar todavía

En 2016 un joven portugués enfrentó una condena de cinco años de prisión tras destruir esta escultura situada en una estación de trenes en Lisboa. La obra representaba al Dom Sebastiao, rey de Portugal entre 1557 y 1558, Cuando el chico quiso pararse sobre ella, ésta cayó al piso rompiéndose en partes, la restauración es tan complicada que no se sabe cuánto tiempo tardará.

Chacán-Pi (Making Love) (2001)

En el 2014, un joven que quiso sacarse una selfie simulando nacer de una escultura tuvo que recibir ayuda de los bomberos ya que se quedó atrapado en ella.
En el 2014, un joven que quiso sacarse una selfie simulando nacer de una escultura tuvo que recibir ayuda de los bomberos ya que se quedó atrapado en ella.

Desde su creación se mantuvo como propiedad del Instituto de Microbiología de la Universidad de Tubinga en Alemania. En el año 2014 captó la atención de todos los medios de comunicación locales cuando un estudiante estadounidense que estaba de intercambio decidió tomarse una selfie. Al tener forma de vagina, el joven decidió fotografiarse como si estuviese "naciendo" de la escultura. La policía tuvo que intervenir para sacarlo.

Infinity Mirrored Room, All the Eternal Love I Have For The Pumpkins (2016)

Queriendo sacar una foto, un turista pisó una de las calabazas, valuada en miles de dólares
Queriendo sacar una foto, un turista pisó una de las calabazas, valuada en miles de dólares

En el Museo Hirshhorn de Estados Unidos una persona dio un mal paso al tratar de enfocar su cámara. Ese intento de selfie destruyó una calabaza punteada con un valor aproximado de medio millón de dólares. El responsable debió hacerse cargo de una multa; el seguro, del resto.

San Miguel (Siglo XVIII)

Un turista brasileño, queriendo tomarse una selfie, chocó con la estatua de San Miguel
Un turista brasileño, queriendo tomarse una selfie, chocó con la estatua de San Miguel

En el Museo Nacional de Arte Antiguo de Lisboa un turista brasileño, buscando el enfoque perfecto para su fotografía, caminó hacia atrás hasta chocar con una escultura de San Miguel. Si bien algunas piezas que sufren estos accidentes tienen reparación, según el director del museo, Jose Alberto Seabra Carvalho, el daño que este turista causó no tiene remedio.

El sátiro ebrio (220 a.C.)

Una de las copias más caras de Dionisio se vio afectada cuando un estudiante quiso sentarse sobre ella para sacarse la foto
Una de las copias más caras de Dionisio se vio afectada cuando un estudiante quiso sentarse sobre ella para sacarse la foto

Si bien se trata de una copia hecha durante el siglo XIX, su valor histórico la convierte en una de las más caras de la Academia de Bellas Artes de Brea, donde descansaba hasta 2014, año en el que un estudiante trató de tomarse una selfie sentado en la pierna de esta representación de Dionisio hallada en 1624 en el Castel Sant'Angelo de Roma. Al ser hueca, la extremidad cedió dejando al sátiro sin una pierna.

Los dos Hércules (1700)

Intentando trepar la estatua, un par de jóvenes tiraron la corona del medallón y la rompieron en miles de pedazos
Intentando trepar la estatua, un par de jóvenes tiraron la corona del medallón y la rompieron en miles de pedazos

En Italia un par de jóvenes trataron de trepar a la estatua, símbolo de la ciudad de Cremona, Italia. Al intentar sujetarse de algo, torpemente tiraron la corona situada arriba del medallón flanqueado por las dos esculturas humanas. La pieza se rompió en mil pedazos.

LEA MÁS: