Un descuido de un pasajero podría dejarlo a la merced de un robo de identidad (IStock)
Un descuido de un pasajero podría dejarlo a la merced de un robo de identidad (IStock)

Una persona está paseando por el aeropuerto. Está aburrida y ansiosa por el inminente viaje. Decide compartir en Instagram una foto de su pasaporte y, asomando, el ticket del vuelo. No se da cuenta de que revela el código de barras, y si se percata no le importa. ¿Qué podría pasar? ¿Quién se haría acaso esta pregunta? Este código, tan fácil de escanear con las herramientas necesarias, contiene datos personales del pasajero, desde su dirección hasta los datos de pago. Es una presa fácil.

Hay que tener cuidado con lo que se postea en las redes sociales, eso lo saben todos, pero ahora dos investigadores alemanes lo probaron en una conferencia anual en Berlín de The Chaos Computer Club, la autoproclamada mayor asociación de hackers de Europa. Demostraron que debido a la poca seguridad de los sistemas de reservas de las aerolíneas, un descuido de un pasajero podría dejarlo a la merced de un robo de identidad, o, en los casos más leves pero igual de invasivos, podría dejarlo sin vuelo.

Los expertos Karstein Nohl y Nemanja Nikodejevic decidieron dar a conocer la escasa protección de los datos de los usuarios en las plataformas GDS -las que contienen información y bases de datos de aerolíneas y agencias de viajes- para que los pasajeros tomen las precauciones necesarias, ya que dejar expuesto un código puede implicar la pérdida de millas o la cancelación o cambio de un vuelo.

Lo alarmante, además, es que los códigos de los tickets de vuelo y de las etiquetas adheridas al equipaje pueden ser leídos con una simple aplicación gratuita de lectores de códigos de barra para el smartphone. Y, con la tendencia de las personas de postear sus pasajes en instagram y en otras redes sociales, sus datos personales están cada vez más expuestos.

Robo de identidad, un delito que crece en el rubro del turismo

En un mundo hipercomunicado y todo a un click de distancia, se deben tener en cuenta algunas medidas para evitar ser víctimas de robos de identidad o fraudes. "Existe una relación directa entre el aumento en los reclamos por robo de identidad y la temporada de compras o vacaciones", aseguró Enrique Pugliano, director de Asuntos Legales de Equifax Veraz

La variedad de ofertas en viajes y turismo trae aparejado un aumento en las emisiones de tarjetas y por consiguiente, en las consultas de los informes financieros de cada individuo solicitante. Aunque uno se encuentre en un paisaje paradisíaco, en su casa o en su trabajo, debe evitarse posibles dolores de cabeza y minimizar los riesgos de sus compras con tarjetas de crédito.

Por eso es recomendable contratar hoteles o paquetes de empresas reconocidas en el mercado, tratando de evitar los intercambios de particular a particular. Siempre es aconsejable que, si se hacen compras online, sean a través de un sitio seguro.

LEA MÁS: