En la era de las redes sociales y los chats que de un día para el otro pueden volverse públicos, hay quienes todavía siguen reivindicando el acto de desnudarse. En contra de los tapujos y los prejuicios, muchas actrices decidieron posar sin ropa para la cámara de un profesional.

Florencia Peña, una actriz que no necesita aumentar su buena prensa mediante producciones sexies, se animó a todo. Para la revista Gente, la protagonista de Quiero vivir a tu lado salió en la tapa como Dios la trajo al mundo, mostrando su enorme tatuaje y su esbelta figura a los 42 años.

Pero no es la primera. Por ejemplo, en el año 2005, Dolores Fonzi posó para Playboy generando un gran revuelo. Ya era una figura consagrada de la actuación, ¿por qué lo hizo? "Para mí el desnudo quiebra una hipocresía", dijo en aquel entonces. Hace meses, volvió a hacerlo desde las redes sociales. Por aquel entonces, Juanita Viale escandalizaba en la tapa de la revista Gente, a quien definían como "la más audaz, la más terrible".

Dos años después llegó el turno de Mónica Antonópulos, catalogada como "la chica más sexy del verano". ¡Y vaya que lo era! A partir de ahí, su carrera fue en pleno ascenso y logró papeles destacados como los que hizo en La leona, Las 13 esposas de Wilson Fernández y El elegido.

En el medio de ambas producciones, también en Playboy, estuvo Leticia Bredice: con toda su frescura imponente y su locura motivante. Entre margaritas, en un día de campo, se animó a mostrar lo que ya había hecho en cine: desnudarse. También lo hizo en 2006 Mónica Ayos, otra experta en el arte de la seducción.

A Calu Rivero le tocó en 2011, cuando estaba en pareja con Emmanuel Horvilleur en su etapa de solista; había participado del video "12:30" con toda su sensualidad y en esta ocasión se quitaba la ropa para la revista Brando. "Quiero explorar todas las ramas del arte", decía, antes de ser la influencer en que hoy se transformó.

A fines de 2013 la hermosísima Liz Solari posó para D Mag en blanco y negro. Con sutilidad y juegos claroscuros, la actriz y modelo lució natural y descontracturado. En el texto que acompañó la producción, habló de su presente y de la meditación, algo muy ilustrativo de aquel desnudo que, pese a ratonear a más de una, nunca dejó de ser artístico.

Pero si hay que hablar de diosas, también cabe recordar a Romina Ricci con aires de ama de casa. En la comodidad de un hogar estilo vintage, posó desnuda provocando una ola de suspiros, tanto de la platea masculina como de la femenina. Tal es así que llegó a ir al programa de Susana Giménez y, mientras charlaba con la diva, en el zócalo se leía "la nueva chica Playboy".

La actriz y cantante Emme (Mariela Vitale) también se animó al desnudo, con motivos de música disco y rock noventoso. Por su parte, hace ya más de 10 años, Victoria Onetto también se quitó la ropa. "El cuerpo es un arma", dijo alguna vez… ¡y vaya que lo es!

 

LEA MÁS: