El escándalo se desató el viernes pasado cuando Carolina "Pampita" Ardohain le puso un cinco al Aquadance de Nicole Neumann, quien se quejó por la nota. La situación empeoró mucho más cuando la coach de la rubia, Mariela "Chipi" Anchipi y terminó llorando.

En el programa de este lunes se volvieron a ver las caras las tres. Y Nicole confesó: "Estoy bien, ya pasó, me relajé, descansé. Yo no me enojo. No estaba enojada, de hecho no sé qué dije y me tiraron un dardo y respondí. Hablamos con 'Chipi', hacemos terapia de grupo todos los días. Nos juntamos a ensayar el Cha Cha Cha y era mitad ensayo, mitad terapia de grupo".

Por su parte, "la Chipi" dijo está "más tranquila" y confesó que a su pareja, Dady Brieva, no le gustó ver que llorara: "Me dijo que estaba bien en defender lo que yo pienso pero no le gustó como terminé angustiada y cómo se me vio después".

En la otra vereda, las cámaras enfocaban a "Pampita" y ella se mantuvo seria en todo momento y se llamó a silencio. No dijo ni una palabra al respecto… Por un rato. La temperatura fue en aumento cuando se cruzó con Lizy Tagliani.

En un momento interrumpió al conductor y, en medio de un ataque de llanto, dijo que no se merece que le dediquen tanto tiempo del programa a este tema y que las cámaras la enfoquen constantemente.

"Me enfocan todo el tiempo, yo no quiero participar, vengo como jurado, no me siento acá para que todos me bardeen. Yo no quiero hablar de este tema. Me parece que están todos aliados con esto. Cuántos minutos llevan acá con una cámara en mi cara. La verdad que no me lo merezco", dijo, entre lágrimas, en referencia, también, a que previamente el conductor le había consultado a Lizy Tagliani por el tema, y ella la criticó a la modelo.

A lo que Tinelli, sorprendido, respondió: "Pasó algo el día viernes que nadie puede desconocer. Jamás te pregunté nada, fijate qué cosa curiosa que jamás te pregunté nada".

 

LEA MÁS: