Flor Zaccanti, ex participante de Gran Hermano, conoce muy bien al mundo del automovilismo, ya que trabajó como promotora durante muchos años. La modelo es amiga de Mauro Giallombardo y Juan Bautista de Benedictis, los pilotos que estuvieron involucrados en un escándalo cuando se viralizó un video en el que aparecían teniendo sexo con una promotora llamada Mercedes Rohrer.

"Del video me enteré tres días antes de que se viralizara, porque en el rubro del automovilismo nos conocemos todos y es muy fácil que circulen los rumores. Todo el tiempo circulan videos y fotos, pero nunca pasa a mayores", aseguró la joven en una entrevista con Pronto. 

Luego, explicó cómo se filtró esa grabación: "Son cuatro amigos que, si no me equivoco, tienen un grupo de Whatsapp y los dos chicos que grabaron el video lo mandaron a ese grupo para compartirlo. Uno de los que están en el grupo lo viralizó para hacerse el vivo y después no había retorno".

"Ellos la están pasando pésimo. Están muy mal", aseguró la hija del jugador Cosme Zaccanti sobre cómo el escándalo perjudicó a los pilotos. "Existe la posibilidad de que sean suspendidos, aunque todavía no hay nada certero. Además perdieron algunos sponsors. Y ni hablar del problema que tienen con su familiauno de ellos estaba de novio desde hace muchos años. Al fin y al cabo, los que quedan mal parados son ellos", agregó.

Asimismo, criticó con dureza a Mercedes, la joven del video: "No es promotora de las carreras. Las que trabajaban de eso viajan todos los fines de semana y son siempre las mismas (…). No tengo nada malo en contra de ella, pero lo único que digo es que estoy del lado de los pilotos. Nadie la obligó a ella a que estuviera en esa situación y tampoco la obligaron a grabar el video. Cuando uno lo hace, es consciente que se corre un riesgo. La chica se deja hacer todo lo que se ve y parece que le gusta. No parece que la está pasando mal. Además, va a ser la más beneficiada porque va a aprovechar esto para trabajar".

Además, manifestó su enojo porque este escándalo provoca que las promotoras tenga fama de "gatos": "Claro que me molesta. Durante siete años trabajé todos los fines de semana y no por eso soy una prostituta. Los gatos están en todos los ambientes. Y hay gente a la que le gusta el masoquismo en el sexo, como a esta chica parece".

Por último, explicó que nunca haría un trío con pilotos: "Lo hice con gente que no tiene nada que ver con ese ambiente. Además los pilotos me tienen miedo, porque desde que salí de Gran Hermano tienen miedo a mi exposición. Es más, muchos temblaron cuando entré al programa. Hubo uno o dos pilotos que llamaron a amigas mías pidiéndoles que de alguna forma me dijeran que no hablara de ellos. Pero jamás hablé de ninguno porque tengo códigos".