Internet de las Cosas (shutterstock)
Internet de las Cosas (shutterstock)

Una heladera que avisa cuando los productos están vencidos, un aire acondicionado que se inicia automáticamente cuando los dueños del hogar están por llegar o bien una pulsera que dispara una alarma cuando se supera el límite de gastos estipulados en la cuenta bancaria. Todo esto forma parte de lo que se denomina Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés Internet of Things) y está cada vez más cerca de convertirse en realidad.

El IoT no es un concepto nuevo. Existe hace más de 15 años, pero todavía su uso no se masificó. Sin embargo poco a poco eso podría cambiar. Según el último Reporte de Movilidad de Ericsson, se prevé que 16 mil millones (de los 28 mil millones) de dispositivos conectados se unan a Internet de las Cosas para finales de 2021.

Este sistema le "da vida" a objetos como cámaras, heladeras, o sensores que antes estaban conectados mediante circuito cerrado. Gracias a IoT se pueden comunicar por medio del uso de redes.

De este modo, los dispositivos se conectan a una nube e intercambian información entre sí para actuar. Y todo se controla desde un smartphone, una tablet o laptop. Este nivel de automatización y programación representa una mayor incursión de la tecnología en cada aspecto de la vida.

La tendencia está en auge y todo indica que seguirá en aumento. Se estima que el número de dispositivos conectados del IoT crezca un 23% anual entre los años 2015 y 2021; de los cuales se prevé que las conexiones móviles tengan el mayor índice de crecimiento, según se detalla en el informe de Ericsson.

"Actualmente el IoT se está acelerando a medida que los costos disminuyen y las aplicaciones innovadoras emergen. A partir de 2020, el despliegue comercial de las redes de la tecnología 5G proporcionarán capacidades adicionales que serán indispensables para el IoT, tales como las segmentaciones de redes y la capacidad de conectar de manera exponencial más dispositivos de lo que es posible en la actualidad", explicó Carla Belitardo, vicepresidenta de Estrategia y Sustentabilidad de Ericsson América Latina.

El tráfico mundial de datos móviles creció en un 60% entre el primer trimestre de 2015 y el primer trimestre de 2016

Europa Occidental llevará la delantera al agregar las conexiones de IoT, con lo cual se prevé que el número de dispositivos en este mercado crezca un 400% para 2021. Esto será principalmente impulsado por los requisitos reglamentarios, los cuales serán aplicados, por ejemplo, a los medidores de servicios inteligentes, y a la creciente demanda de autos conectados que incorporarán la normativa E-call de la UE, que será implementada en 2018.

Cinco puntos clave: