El temporal de viento y lluvia que afecta desde mediados de semana a parte de la provincia de Chubut, con especial énfasis en la ciudad de Comodoro Rivadavia, amenaza con prolongarse algunos días ya que según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), las tormentas podrían tomarse un respiro entre la tarde del sábado y la mañana del domingo, pero luego continuarían.

Más temprano, el SMN había emitido una alerta por vientos intensos para el sur de la provincia y el norte de Santa Cruz. Según el ente estatal, desde hace varios días un sistema de alta presión ubicado en las costas de Uruguay origina un "bloqueo" meteorológico, es decir, que opera como un muro que impide el paso de otro sistema que llega desde el Pacífico repleto de agua y, al no poder pasar, queda instalado sobre las zonas afectadas, provocando lluvias constantes. De acuerdo con el SMN, el bloqueo terminaría el domingo, pero las mejoras recién llegarían el martes.

Las intensas lluvias provocaron el desmoronamiento de parte del cerro Chenque, en Comodoro Rivadavia, por lo que en las últimas horas, las calles de esa ciudad se convirtieron en verdaderos ríos que arrastraron todo lo que encontraban a su paso. Por el temporal, hay cientos de personas evacuadas, aunque por el momento fuentes oficiales no hablan de muertos ni personas desaparecidas.

El gobernador de Chubut, Mario Das Neves, creó un "Fondo de Emergencia Climática" por 10 millones de pesos para ayudar a las zonas afectadas por los temporales de lluvia y decretó el estado de emergencia por el plazo de 120 días corridos contados a partir de este miércoles 29 de marzo.

Por su parte, el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, afirmó ante la prensa local que "habrá que refundar" esa ciudad chubutense, que fue azotada "por una crisis climática nunca vista que se agudizará en las próximas horas, ya que se esperan tormentas mucho más importantes y una acumulación de agua de unos 200 milímetros".

Las intensas lluvias provocaron un número todavía no precisado de evacuados, daños en viviendas, vehículos cubiertos por el agua, caída de árboles y carteles, entre otros inconvenientes, según confirmaron las autoridades de Defensa Civil de esa ciudad.

Comodoro Rivadavia tiene la particularidad topográfica de estar situada entre el cerro Chenque y el mar, lo que hace que el agua baje de la zona alta con fuerza cada vez que llueve buscando el Atlántico y arrastrando todo lo que encuentra a su paso. En los últimos días cayeron 117,1 milímetros de agua, 55 milímetros el miércoles y 62 el jueves, un récord histórico para la ciudad.

LEA MÁS