La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) detuvo en la capital de Mendoza a un contador de 42 años acusado de evadir una multimillonaria cifra. Estaba prófugo desde hacía dos años.

Pablo Prete era buscado por la Justicia desde 2015, cuando había sido acusado por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de haber emitido facturas truchas por unos $55 millones.

Pero para el ente recaudador, Prete no actuaba solo, y también estaba acusado de formar parte de una banda criminal dedicada a cometer distintos delitos tributarios.

LEA MÁS

La causa había comenzado cuando la AFIP, a través de la Dirección General Impositiva (DGI), empezó a investigar al contador, que integra una banda que habría emitido facturas truchas en Mendoza, Buenos Aires, San Juan, Misiones, Neuquén y Chubut.

La PSA intervino en el caso a pedido del Juzgado Federal N° 3 de Mendoza, a cargo de Marcelo Garnica, quien además de a Prete busca al resto de los integrantes de la banda criminal. El detenido quedó a disponibilidad del juzgado.

LEA MÁS