Luego de 12 años de una espera inexplicable, la ley que agrava las penas para los conductores que matan al volante fue aprobada por el Congreso. Desde ahora, los castigos para quienes ocasionen la muerte de una o varias personas manejando bajos los efectos del alcohol, con exceso de velocidad o que se escapen del lugar del accidente serán más duras. De haber sido convalidada la iniciativa mucho antes, la suerte de muchos que protagonizaron trágicos choques viales hubiera sido otra. A continuación, los casos más emblemáticos.

La muerte de Kevin Sedano 

El 1 de mayo de 2002, Kevin Sedano (14) escapaba de una patota junto con dos amigos por Avenida del Libertador, en Olivos. A la altura de Corrientes, el adolescente fue atropellado por un Ford Escort conducido por Eduardo Sukiassian. El impacto le provocó la muerte. Según testigos de la causa, el conductor se dio a la fuga sin atender a la víctima. Sin embargo, alguien anotó el número de la patente y la policía logró dar con su identidad. Pese a que la defensa sostuvo que Sukiassian se quedó en el lugar mientras llegaba la ambulancia, esto no quedó acreditado en el juicio.

Kevin Sedano
Kevin Sedano

Finalmente, en 2007, fue condenado a tres años de prisión efectiva, bajo la figura de homicidio culposo por el Tribunal Oral N° 7 de San Isidro. Dos meses después, obtuvo la excarcelación y recibió prisión domiciliaria. La semana pasada, el acusado fue a tramitar el permiso a la Dirección de Registros y Licencias de Conducir local y generó polémica ya que la Justicia determinó que no puede manejar hasta 2019. Su caso dio inicio a la lucha de Viviam Perrone, una de las fundadoras de la organización Madres del Dolor.

El hijo del periodista Eduardo Aliverti 

Pablo Daniel García, hijo del famoso conductor de radio, fue protagonista de un violento accidente en pleno verano de 2013. El joven, ebrio, atropelló a un ciclista en plena autopista Panamericana. Estaba manejando un Peugeot 504 con, presuntamente, casi el triple de alcohol en sangre permitido: 1,45 gramos. El hecho ocurrió el domingo 17 de febrero a las 6:30, a la altura del kilómetro 52. La víctima fue identificada como Reinaldo Rodas. Se trató de un hombre de 53 años que trabajaba como vigilador. Iba por el carril lento de la autopista en una bicicleta playera hacia el country Mapuche, en Pilar. El hijo de Aliverti hoy está en libertad.

Pablo García (Télam)
Pablo García (Télam)

El polémico caso Trasancos 

En 2013, a bordo de un Audi TT, Lucas Trasancos atropelló y mató a Viviana Álvarez y Jacobo Ramos. La investigación estableció que conducía por la avenida Rivadavia superando "ampliamente" la velocidad permitida. Además, cruzó en rojo el semáforo de la calle Cuenca y abandonó a las víctimas, quienes murieron en el lugar.

El violento episodio quedó grabado en una cámara de seguridad ubicada en esa esquina. "Fue un accidente, algo involuntario", dijo el conductor luego de quedar en libertad mientras se confirma la sentencia a cuatro años y dos meses de prisión impuesta por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 7. Fue sentenciado por el delito de homicidio culposo. El fiscal Oscar Ciruzzi había pedido una pena de 9 años de prisión para Trasancos por considerarlo autor del delito de homicidio con dolo eventual.

Lucas Trasancos
Lucas Trasancos

Atropellado por un policía 

Gonzalo Martín Pecha tenía 18 años cuando el 16 de octubre del 2013 fue atropellado por un patrullero del Centro de Monitoreo de Almirante Brown y perdió la vida. Ocurrió en la Avenida Espora y Morales. Gonzalo iba en su bicicleta y el patrullero conducido por Julio César Funes, policía del Municipio de Almirante Brown, impactó sobre él y le provocó la muerte. Los testimonios sobre cómo ocurrió el hecho son aún dudosos y contradictorios entre las versiones del policía y los testigos presenciales del hecho. Muchos aseguran que el oficial circulaba a alta velocidad, sin la sirena encendida y que cuando quiso adelantar un auto, embistió al joven en contramano. En el patrullero también estaba el policía bonaerense Elías Montenegro. Hoy los dos se encuentran libres. Los uniformados, por su parte, aseguraron que se dirigían a atender una supuesta denuncia de disturbios.

Gonzalo Martín Pecha (Télam)
Gonzalo Martín Pecha (Télam)

El hijo de la modelo 

Gianfranco Dolce, el hijo de la modelo Bárbara Durand, en estado de ebriedad, provocó un accidente en la autopista Panamericana. Tres obreros perdieron la vida. El hecho ocurrió a las 6:10 del 26 de abril de 2013, en el cruce con la ruta 197, a la altura de El Talar. El joven conducía a alta velocidad una camioneta Ford Ranger doble cabina y se cruzó tres carriles de la vía más rápida a la más lenta, perdió el control y se fue contra el guardarrail de la banquina. Allí, su camioneta chocó y aplastó a un Volkswagen Gol que estaba detenido en la banquina con las tres víctimas. La causa quedó archivada en 2014 luego de que las partes llegaran a un arreglo en una mediación penal. Estuvo un día preso y quedó imputado por "homicidio culposo agravado". El arreglo fue secreto y confidencial y se basó en la Ley 13.433 bonaerense, de Resolución Alternativa de Conflictos Penales.

Se emborrachó y mató a un bebé 

Nicolás Hermosillo, de 18 años, alcoholizado, le sacó sin permiso el auto al padre, perdió el control y aplastó en septiembre pasado contra la reja de una casa a Máximo Benjamín Escalada, un bebé de 18 meses que jugaba en la vereda de su casa de Hurlingham. El joven fue detenido y acusado de homicidio simple. Su test de alcoholemia determinó que tenía 0,76 gramos de alcohol en sangre. "Yo lamento mucho lo que hizo mi hijo. Lo entregué a la policía, como tiene que ser. Yo no le doy el auto porque sé lo que puede pasar", dijo el papá.

Mató con su Mini Cooper

Una adolescente de 15 años que manejaba un lujoso Mini Cooper, mató el 22 de agosto de este año a un joven motociclista en un choque frontal en Misiones. Juliana Naiara es el nombre de la chica que ocasionó la muerte del otro conductor. La joven, que recibió el coche como regalo de cumpleaños, es hija de un empresario dedicado a la venta de automotores en Posadas. Tras el accidente, se negó a hacerse el test de alcoholemia. Juan Francisco González, de 22 años, murió en forma instantánea debido a las graves heridas. Según indicaron los testigos, el automóvil cruzó con la luz roja el semáforo de la intersección. Por la edad, la joven es inimputable y los padres debieron responder por qué el menor manejaba el vehículo. Una semana después, el otro hijo de la pareja protagonizó un accidente vial con un móvil de la policía.

El Mini Cooper con el que la menor atropelló y mató.
El Mini Cooper con el que la menor atropelló y mató.