Los alacranes alcanzaron una gran difusión en los últimos días tras conocerse varios casos de picaduras (iStock)
Los alacranes alcanzaron una gran difusión en los últimos días tras conocerse varios casos de picaduras (iStock)

El comienzo de 2017 trajo consigo una hasta el momento inusitada preocupación que se extendió a lo largo del país: el temor por los alacranes. Razones para el despertar de este estado de alerta no faltan. En lo que va del año ya murieron dos niñas en Córdoba a raíz de una picadura. Luego, se conoció el caso de Tobías, un niño de apenas 5 años que afortunadamente logró recuperarse tras ser víctima en su casa del barrio porteño de Palermo Soho.

Los escorpiones causaron el asombro general en cuestión de días por la rápida cantidad de casos que se viralizaron. Los hechos reportados además llamaron la atención por los lugares en los que se hicieron presente, como por ejemplo el Subte, en la línea D. Los alacranes también son noticia en la costa argentina: una mujer de 59 años fue picada en su casa del barrio Termas Huinco, en Mar del Plata, y debió ser internada.

El Bothriurus flavidus es el tipo que habita en la zona de la costa argentina
El Bothriurus flavidus es el tipo que habita en la zona de la costa argentina

Para ahuyentar el pánico de los turistas, los especialistas locales aclararon que el escorpión característico de la zona no significan peligrosidad para las personas. El tipo de especie Bothriurus flavidus se define como animales de hábitos nocturnos, más visibles, justamente, en épocas de primavera y verano. Su tamaño es de aproximadamente 35 milímetros.

"El sudeste bonaerense tiene sus especies de escorpiones características pero ninguna de ellas reviste peligrosidad para los seres humanos, su veneno posee efectos leves en las personas y por ende no requiere suero específico ya que solo se procuran tratamientos locales y observación médica del paciente por si no ocurre shock anafiláctico por si se tratara de alguien alérgico", explicó a La Capital Juan Farina, entomólogo local.

La especie Tityus Trivittatus de alacrán es la más peligrosa (iStock)
La especie Tityus Trivittatus de alacrán es la más peligrosa (iStock)

En los casos fatales que tomaron difusión la especie involucrada fue la Tityus Trivittatus, pertenecientes a los alacranes del género Tityus. Estos se encuentran con más frecuencia en la región del centro y norte del país. Son los más peligrosos y se diferencia de las demás por ser de color marrón claro. Además, son más grande de tamaño: los ejemplares son de entre 40 y 65 milímetros.

En cuanto a la mujer afectada, identificada como Gloria Minguez, desde el Hospital Interzonal de Agudos informaron que fue atendida y pocas horas después, luego de seguir con todas las medidas protocolares, recibió el alta al comprobarse que la picadura no había sido venenosa y el cuadro no era de gravedad.

LEA MÁS: