Durante el desarrollo de las PASO, al menos tres fuerzas políticas denunciaron faltantes de boletas en algunas escuelas de la provincia de Buenos Aires. Unidad Ciudadana, Cumplir y el Frente de Izquierda aseguraron que en varias mesas faltaban boletas.

Los frentes liderados por la ex presidente Cristina Kirchner y el ex ministro del Interior Florencio Randazzo responsabilizaron al Correo Argentino por el faltante.

El kirchnerismo detectó faltante de boletas en San Martín, Moreno, Mar del Plata, San Isidro, Luján, Morón, Tigre, San Vicente, Hurlingham, Marcos Paz, Navarro y General Rodríguez.

Por otra parte, el randazzismo descubrió que faltaban boletas en San Nicolás, Junín, Olavarría, San Martín, Merlo, Tandil, Mar del Plata, Lincoln, Quilmes, Avellaneda y Lomas de Zamora.

Frente a las denuncias, el Correo Argentino dio su versión y explicó que las boletas son entregadas por los partidos políticos en cada una de las secretarías electorales y que la entrega se realiza en una bolsa precintada y cerrada que es la que llega al Correo para distribuir.

Según explicaron desde el Correo a Infobae, el día anterior a la elección, las boletas se entregan y se dejan bajo custodia militar en la Provincia de Buenos Aires. El contenido del paquete no es conocido por el ente oficial.

DyN
DyN

En tanto, el secretario de la Cámara Nacional Electoral, Sebastián Schimmel, destacó hoy que el proceso comicial se desarrollaba sin "problemas" en todo el país y afirmó que, más allá del reclamo de algunos electores, no se observó "un faltante de boletas de modo sistemático".

Si bien admitió que el "reaprovisionamiento" de la papeleta electoral en el cuarto oscuro es "uno de los puntos débiles de nuestro sistema", Schimmel sostuvo que la Cámara "ha trabajado" para solucionar esto y en estos momentos "no es un problema" y todo funciona sin contratiempos.

"No vemos que haya habido un faltante de boletas de modo sistemático ni que perjudicara, en particular, a alguna de las agrupaciones políticas", precisó el funcionario.

 

LEA MAS