A un día de la marcha de la CGT contra la política económica del gobierno de Mauricio Macri, el ministro de la Producción Francisco Cabrera señaló que "los argumentos de la central obrera para realizar un paro son falsos porque no hay lluvia de importaciones, no hay baja de empleo y no hay cierre de pymes como en los últimos años".

Sin embargo, el funcionario explicó en TN que "entienden que hay mejoras pero todavía no las siente el bolsillo del trabajador porque la devaluación, más el arrastre inflacionario, influyeron para que el salario real cayera" y remarcó que "la actitud de sus dirigentes es responsable y seguiremos dialogando".

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Consultado sobre el presente de la economía, Cabrera sostuvo que "hay brotes verdes y llevamos un trimestre de recuperación de la economía. Tenemos un primer trimestre con un claro crecimiento de la economía aunque hay sectores que se demoraron más. 2017 es un año de crecimiento y todos los años nos irá mejor".

En relación a la actitud de los empresarios para con esta realidad, el titular de la cartera de Producción remarcó que "no son colaborativos con el proceso de crecimiento".

“La actitud de sus dirigentes de la CGT es responsable y seguiremos dialogando”, dijo.

Y luego añadió: "No funcionaron como empresarios en los últimos doce años y estuvieron pidiendo permiso para todo. Ahora deben tomar decisiones y eso cuesta".

LEA MÁS:

Sobre el final, Cabrera que reconoció que "la tasa de interés podría bajar un poco más", y que el Gobierno deberá impulsar "una reforma tributaria inteligente. Tenemos que bajar los impuestos porque sino no podremos tener une economía competitiva".