Guillermo Nielsen, calificó a la operación de una “desubicación importante”
Guillermo Nielsen, calificó a la operación de una “desubicación importante”

Varios economistas criticaron rápidamente la sorpresiva decisión del Minsiterio de Finanza de colocar deuda pública a 100 años de plazo por USD 2.750 millones; y apuntaron a los condicionamientos que provocará la tasa de interés pagada, además de la mala señal que significa no mostrar predisposición para bajar el gasto público.

La lista de críticos la inició el ex secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, quien calificó a la operación de una "desubicación importante" ya que, cuando se emite deuda, dijo, "lo que siempre hay que tener presente es qué cosa estás haciendo en política económica. Así, si te lo valoran, la tasa va bajando".

Guillermo Nielsen:  “Lo que siempre hay que tener presente es qué cosa estás haciendo en política económica. Así, si te lo valoran, la tasa va bajando”

"Cuándo estuvimos con (el ex ministro de Economía, Roberto) Lavagna, al principio nos mataban con la tasa pero después la fuimos bajando", señaló Nielsen en diálogo con DyN. El economista evaluó que "es como que han tirado la toalla en un aspecto muy importante: no van a poder bajar la tasa en el futuro. Es lo que están diciendo con la acción que han tomado".

Desde diferentes lugares del espectro ideológico político y profesional, los críticos marcaron que costará "más bajar la tasa", hablaron de que está "cargando la mochila hacia el futuro" o bien calcularon que se necesitarán "diez generaciones para pagar" esta deuda y hasta le pidieron al Gobierno "más explicaciones".

Quien se diferenció de las posiciones más duras fue el ex secretario de Finanzas, Miguel Kiguel, quien sostuvo que la colocación "fue parte de un objetivo de avanzar en el programa financiero" y explicó la movida desde un ángulo técnico: "como el dólar se movió menos de lo proyectado, se necesitaban más fondos y la operación de hoy fue una forma de cerrarlo", agregó.

Miguel Kiguel: “Como el dólar se movió menos de lo proyectado, se necesitaban más fondos y la operación de hoy fue una forma de cerrarlo”
Miguel Kiguel: “Como el dólar se movió menos de lo proyectado, se necesitaban más fondos y la operación de hoy fue una forma de cerrarlo”

En diálogo con DyN, afirmó que se trató de "una colocación que tiene como objetivo mostrar acceso al financiamiento y a este plazo es la tasa de interés que el mercado esperaba".

Por el contrario, su colega Agustín Monteverde consideró que "la tasa parece baja en relación a nuestro pasado reciente pero es extraordinariamente alta. Estamos endeudándonos a una tasa alta y a 100 años", criticó. "Los hechos muestran que se decidió no bajar el gasto", enfatizó y, "por lo tanto, esto no despeja ninguna necesidad de financiamiento, si no lo que hace es cargar más la mochila hacia el futuro". Consideró que "seguramente hay dos formas de ver (la colocación) y para los operadores financieros -la Argentina colocó deuda a mayor plazo y despejó las necesidades financieras-. Pero para mí no es así".

"Desde una óptica financiera, económica y política esto es endeudarse en forma perpetua. Es pasar cuatro generaciones para delante el sacrificio que no se quiere hacer ahora", añadió Monteverde. Y sostuvo que "el haber recuperado acceso a los mercados de deuda, no fue una bendición sino maldición, ya que permite seguir siendo tan irresponsables como siempre".

Agustín Monteverde: “Desde una óptica financiera, económica y política esto es endeudarse en forma perpetua”

Por su parte, el economista kirchnerista Agustín D-Atellis fue directo: "Es una locura. Dijeron que cerraban con los holdouts y que la idea era bajar las tasas y ahora fijan a 100 años una tasa del orden de 8,5 por ciento".

Desde otra óptica, el ex viceministro de Economía, Carlos Rodríguez, hoy director de la Universidad del CEMA, publicó una serie de tuits en los que criticó la medida y reclamó que se ofrezcan explicaciones sobre la operación: "El país les ruega -no más deuda- y ellos toman a 100 años sin explicar" /strong>. Además se pronunció a favor de que "vuelen las protestas" por la colocación.

En similar sentido se expresó el economista José Luis Espert, quien en su cuenta oficial sostuvo que "a qué plazo y tasa nos prestan, me tiene sin cuidado. Me preocupa que no aprendamos que en 60 años tuvimos 56 de déficit con cuatro crisis homéricas".

José Luis Espert: “Me preocupa que no aprendamos que en 60 años tuvimos 56 de déficit con cuatro crisis homéricas”
José Luis Espert: “Me preocupa que no aprendamos que en 60 años tuvimos 56 de déficit con cuatro crisis homéricas”

Por su parte, el ex ministro de Economía y diputado nacional del kirchnerismo, Axel Kicillof, criticó la emisión antes de que se concretara: "Así no se puede seguir. El gobierno de Macri se dispone a colocar deuda por un siglo. Sí, í100 años! Deuda que se va a pagar por 10 generaciones", escribió por Twitter.

Axerl Kicillof reaccionó con una ironía: “Dicen que no hay mal que dure 100 años. La pesada herencia del macrismo parece que sí” (Nicolás Stulberg)
Axerl Kicillof reaccionó con una ironía: “Dicen que no hay mal que dure 100 años. La pesada herencia del macrismo parece que sí” (Nicolás Stulberg)

"Macri piensa emitir a una tasa que nos va a hacer pagar hasta 8 veces el capital que nos prestan, según las agencias de noticias. Dicen que no hay mal que dure 100 años. La pesada herencia del macrismo parece que sí", ironizó.

LEA MÁS:

La respuesta oficial

Funcionarios de los ministerios de Finanzas y de Hacienda defendieron la colocación de USD 2.750 millones a 100 años de plazo al sostener que se pretende "mejorar el perfil de vencimientos" y que en este momento existía "un buen clima financiero" para acudir al mercado.

A su vez, explicaron que el monto de la operación surge de la diferencia de tipo de cambio pautado en el presupuesto nacional y al que efectivamente se está ejecutando el plan financiero.

En ese sentido, se expresaron el jefe de Gabinete del ministerio de Finanzas, Pablo Quirno; el secretario de Finanzas, Santiago Bausilli y el jefe de asesores del ministerio de Hacienda, Guido Sandleris, en diálogo con los periodistas acreditados en el Palacio de Hacienda.

Santiago Bausilli: “El programa financiero se está ejecutando a un tipo de cambio mucho más bajo que el pautado en el Presupuesto”

"El programa financiero se está ejecutando a un tipo de cambio mucho más bajo que el pautado en el Presupuesto ($17,92) y eso provoca que se necesiten más pesos para cubrir el déficit fiscal", explicó Bausilli. El funcionario estimó que ese "desfase" es de "entre 4 mil y 6 mil millones de dólares".

Al ser consultados sobre las críticas que demanda el nivel de endeudamiento que está alcanzando la administración de Mauricio Macri, Sandleris aseguró que "elegimos una política de gradualismo, vamos a cumplir con todas las metas que nos propusimos y, en ese caso, se llegará a 2020 con una relación deuda/PBI por debajo de 40 por ciento que es muy baja en relación a otros países".

Información: DyN