(Getty)
(Getty)

La tranquilidad que reinaba en Atlético Tucumán se rompió. A falta de dos fechas para la finalización del Torneo de Primera División, Pablo Lavallén decidió dar un paso al costado y renunció a su cargo de director técnico.

"Me sorprendió la decisión porque veníamos armando el equipo para el próximo semestre. Nos dijo que no encuentra la respuesta para el momento del equipo y por eso se va", sostuvo Mario Leito, presidente del club tucumano, en diálogo con TyC Sports.

Durante esta mañana, el entrenador le comunicó su decisión a los jugadores y la dirigencia, que en un principio intentó retenerlo hasta el final del campeonato. El Decano recibirá este jueves a Vélez y culminará su participación visitando el lunes a Patronato en Paraná.

Atlético Tucumán tuvo un buen semestre en el plano internacional. Jugó la Copa Libertadores por primera vez en su historia, accediendo a la fase de grupos tras pasar dos fases previas. Al finalizar tercero accedió a disputar la Copa Sudamericana.

Por su parte, en el torneo local, nunca le encontró la vuelta: apenas sumó 12 de los 42 puntos disputados desde que inició el año. Además, eliminó por penales a All Boys por los 32avos de la Copa Argentina.

LEA MÁS: