(Argentina Open/Sergio Llamera)
(Argentina Open/Sergio Llamera)

Alexandr Dolgopolov derrotó a Kei Nishikori y se quedó con el ATP de Buenos Aires. De esta manera, se convirtió en el primer jugador ucraniano en ganar un título en la Argentina al derrotar ni más ni menos que al primer preclasificado y quinto jugador del ranking mundial. Fue por 7-6(4) y 6-4.

Dolgopolov muestra su trofeo, luego de consagrarse en el ATP de Buenos Aires (Télam)
Dolgopolov muestra su trofeo, luego de consagrarse en el ATP de Buenos Aires (Télam)

Dolgopolov recibió "un trofeo 100% argentino", como lo anunciaron desde la organización del Argentina Open. El galardón es un precioso mate de calabaza y plata con un pedestal de quebracho, que fue realizado por el destacado orfebre Gustavo Stagnaro.

"Es un trofeo netamente argentino por el tipo de madera que se utilizó (NdR: el quebracho/Schinopsis es un árbol autóctono) y por el mate, eso es lo interesante", expresó Stagnaro, quien tiene su taller en la ciudad bonaerense de San Antonio de Areco.

Gustavo “Chavo” Stagnaro (EZEQUIEL SCAGNETTI)
Gustavo “Chavo” Stagnaro (EZEQUIEL SCAGNETTI)

"Tengo 37 años de platería y jamás había hecho un trofeo con un mate", admitió el artesano, quien repartió parte de sus obras en países como Alemania, Francia, Japón, Italia, Estados Unidos, España e incluso el Vaticano.

Junto a dos asistentes, Gustavo Stagnaro trabajó durante una semana a tiempo completo para llevar a cabo este novedoso trofeo. El mate reemplazó al obelisco en miniatura de color transparente y sobre una base de madera, que se entregó desde el 2007 hasta el 2016.

David Nalbandian con el trofeo con forma de obelisco y de color transparente en el ATP de Buenos Aires de 2008
David Nalbandian con el trofeo con forma de obelisco y de color transparente en el ATP de Buenos Aires de 2008

Es el cuarto trofeo distinto que se entrega desde la primera edición del certamen, en 2001.

Pese a ser diminuto, el mate de plata fue muy elogiado no sólo por lo que simboliza para los argentinos sino también por los materiales muy preciados utilizados y los detalles finales alcanzados por Stagnaro en este trabajo manual.

LEA MÁS: