Michael Jordan y Ginobili 1920El Blog de Manu Ginobili. Allí el bahiense suele describir distintas historias, vivencias y anécdotas que lo han marcado tanto en su vida como en el deporte. En su última publicación, se refirió a su paso por la NBA y contó los detalles de su único cruce con Michael Jordan dentro de una cancha.

"Mi enfrentamiento con MJ", tituló el artículo que fue publicado íntegramente en inglés. El argentino describió cómo fue el momento en que enfrentó a uno de los mejores jugadores de la historia de la NBA, cuando se desempeñaba en los Wizards y se prestaba a su retiro definitivo del deporte. La anécdota de cómo se los contó a sus hijos mellizos Dante y Nicola.

SU CRUCE CON MICHAEL JORDAN

"Hace catorce años, en la misma ciudad en la que estoy escribiendo estas líneas, jugué mi único partido en contra de Michael Jordan, mi héroe de la infancia. Recuerdo que era un 31 de diciembre y que venía de un esguince de tobillo. Incluso, que había jugado brevemente, tal vez dos o tres minutos, el día antes en el Madison Square Garden. En aquel entonces, Pop no era el Pop de hoy y no les daba descanso a los jugadores en absoluto. Las posibilidades de jugar minutos importantes eran escasas, pero no nulas. Hubiera sido feliz con cinco o seis buenos minutos en los que tal vez, iba a poder marcarlo o quizá él podía defenderme. ¿Quién sabe?".

"En mi mente, lo que sucedió esa noche fue más o menos así. El juego comenzó. Había entusiasmo en el aire. Nada en el primer cuarto, pero era previsible. Nada durante la mayor parte del segundo cuarto y desde ahí ya me estaba preocupando, pero cuando estaba a punto de irme para el vestuario, Pop se dio vuelta, me miró y me dijo: "¡Entrá! ¡Vas por TD!". Lo que recordaba era que había jugado alrededor de 7 segundos, no había tocado el balón y que MJ ni siquiera estaba en la cancha en ese momento. No importa. Es un juego de 48 minutos. Muuuuuy largo y faltaba una pareja segunda mitad. Voy a estar bien. Después del descanso me aseguré de que estaba listo para el resto del juego, estaba volando durante ese calentamiento, creo que incluso hice una volcada de molino una vez. Quizás hacia el final del tercer cuarto, pensaba que, al menos para darle un respiro a Bruce Bowen, podía jugar. No. No sucedió. El partido se mantuvo parejo en el último cuarto y Pop nunca volvió a usarme. Juego terminado. Derrota. No MJ. Sin historia interesante que contar. Muy pobre final del 2002. Alguien podría pensar, "Relajate, hay otro juego contra ellos en San Antonio. Cuando por fin estés sano vas a ser capaz de jugar". ¡NO! Los Wizards habían llegado a San Antonio dos semanas antes, unos días después se me torció el tobillo. Definitivamente no iba a haber otro juego de MJ-MG".

CÓMO SE LO CONTÓ A SUS HIJOS

"Hace unos días Dante y Nico, mis hijos gemelos de seis años y medio, me preguntaron por Michael Jordan (me dijeron que un amigo en la escuela les mencionó que hace mucho tiempo, había un tipo que era incluso mejor que Lebron James). Así que les dije quién era y les mostré algunos momentos memorables en YouTube. Cuando terminé les pregunté, ¿sabían que una vez jugué contra él? Y empecé a contarles esta historia mientras sus ojos se volvían cada vez más grandes".

En otro pasaje de su blog, Manu confiesa que esa historia fue aún peor porque sólo había jugado 5.2 segundos y no un minuto, como se describe en las estadísticas oficiales.

LEA MÁS: