Una multitud colmó las casi 45 mil butacas del Estadio Atanasio Girardot para llevar a cabo un emotivo homenaje a las 71 víctimas del vuelo 2933 de la aerolínea boliviana LaMia a unos pocos kilómetros del aeropuerto de Medellín.

En todo momento, las tribunas rindieron el merecido tributo a los pasajeros que murieron ayer con un cántico que recorrió el planeta. "Eh, vamos, vamos Chape", repitieron una y otra vez los fanáticos de Atlético Nacional, equipo que sería el rival de Chapecoense en la final de ida que se celebraría hoy en esa misma cancha.

Mientras los hinchas coparon las tribunas, se estima que cerca de 30 mil personas esperaron en las adyacencias del estadio colombiano al no poder conseguir el acceso por estar repleto. Una imagen que también se replicó en las redes, dando una dimensión real de la solidaridad que tuvo el pueblo colombiano con las víctimas del accidente.

LEA MÁS: