En la Sala Histórica del cuartel del Rey se exhiben motos y automóviles históricos
En la Sala Histórica del cuartel del Rey se exhiben motos y automóviles históricos

Un Ford 817 T con motor Ford V8 de 1938. Un Mercedes-Benz G 4 W31 de 1940, un vehículo de tres ejes que Hitler le obsequió al General Franco en 1940. Un Mercedes-Benz 770 Pullman Limousine. Un Cadillac blindado y descapotable de 1948. Un Rolls-Royce Phantom IV de 1948. Autos Ford, Mercedes-Benz, Cadillac, Rolls-Royce, motos Harley-Davidson y BMW se conservan en el municipio madrileño El Pardo: guardan infidencias, silencian secretos de estado y disimulan haber sido testigos del curso de la historia de España. Es una de las colecciones más codiciadas de Europa, vehículos vintage al servicio del Rey.

En los cuarteles de la Reina y el Príncipe de Asturias de la Guardia Real hay 34 piezas. En la Sala Histórica del cuartel del Rey, 21. La colección asciende a 55 modelos de alto valor histórico: motos, vehículos ligeros, vehículos tácticos, vehículos logísticos, vehículos de gran representación, vehículos de servicios varios y vehículos de museo. Desde la página oficial de la Guardia Real, argumentan la mantención de esta incalculable flota con el propósito de "desarrollar las misiones y cometidos que le son asignados para contribuir a su vez a la misión general de la Casa de S.M. el Rey, reflejada en el artículo 6. del Real Decreto núm. 434/1988".

Una caravana de escolta de la Guardia Real a los vehículos históricos de la corona española
Una caravana de escolta de la Guardia Real a los vehículos históricos de la corona española

Propiedad del Patrimonio Nacional y del Ministerio de Defensa, la flota de automóviles se distribuye entre la Compañía de Transportes, perteneciente al Grupo de Logística, y la Sección de Motos, de la Compañía de Control Militar del Grupo de Escoltas. Es, desde 1504, servicio de transporte protocolar de la Guardia Real: honores y escolta al Rey, a los miembros de la familia, y cortesía y camaradería para los jefes de Estado extranjeros.

En la ceremonia de proclamación de Felipe VI, el 19 de junio de 2014 -un acto solemne en el que el nuevo rey prestó juramento ante las Cortes Generales-, los Reyes se pasearon por Madrid a bordo de un Rolls-Royce Phantom IV descapotable: un encargo del General Franco a la casa británica en octubre de 1948, el mismo que usó el ahora rey emérito Juan Carlos el dia de su proclamación en 1975, un modelo que acumula 25 mil kilómetros recorridos.

Un Rolls-Royce Phantom IV descapotable, encargo de Franco a la casa de automóviles británica en 1948
Un Rolls-Royce Phantom IV descapotable, encargo de Franco a la casa de automóviles británica en 1948

Es el más destacado de los varios Rolls-Royce que la familia real española utiliza como movilidad de protocolo desde 1952 en los actos de representación. Se conserva impoluto por obra de la Unidad de Mantenimiento de los antiguos talleres de la Guardia Real, a cargo del cuidado y la preservación de la prestigiosa colección de vehículos históricos. Un equipo de 53 personas encargadas de la preservación de la estética y el espíritu de autos retro. Según una investigación de la publicación española Expansión, 42 militares y once civiles participan en el rejuvenecimiento de los vehículos clásicos (mecánica, tapizado, pintura, electricidad).

El Ford 817 T, la pieza más pintoresca, digna de museo, sometida a una restauración completa en el 2000 tras una larga inactividad. Matrícula ET-000043 del 12 de diciembre de 1939, compuesto por siete unidades, construido bajo la figura de "tren de campaña" o "cuartel general móvil", era el dormitorio de Franco durante la Guerra Civil española. Un vagón de ferrocarril se le añadió al chasis de una camioneta Ford. El resultado, un despacho con escritorio, alfombra a medida, cama, baño con ducha e instalación de agua caliente más un bacha retráctil de plata firmada por una orfebrería parisina. Estaba equipado por un motor de ocho cilindros en V y una potencia de 85 caballos a 3.800 rpm.

Un Ford 817 T que sirvió de despacho para el General Franco durante la Guerra Civil española
Un Ford 817 T que sirvió de despacho para el General Franco durante la Guerra Civil española

El Mercedes-Benz G 4 W31 es otra maravilla vintage de la Guardia Real. Sólo se fabricaron 57 unidades entre 1934 y 1939 de este vehículo, que transportaron la historia viva de la humanidad: vehículos oficiales de Adolf Hitler, Francisco Franco y Benito Mussolini. El que se exhibe en la Sala Histórica fue regalo del Fürher a Franco en 1940, patente 440881. Dispone de siete plazas en tres filas, seis ruedas, tres ejes, 3.550 kilos en la balanza, un motor de ocho cilindros en línea M24 II, 115 CV de potencia a 3.400 rpm, caja de cambios de cuatro velocidades y acelera a 67 kilómetros por hora. Con casi ochenta años de historia, fue restaurado por el Mercedes-Benz Classic Center de Fellbach, con supervisión de la Unidad de Mantenimiento de la Guardia Real. Y aunque los trabajos de limpieza y reparación del motor, la transmisión, la suspensión y los frenos, más la recuperación de autenticidad y el valor histórico certificado por la casa bávara, un mero encendido del motor carga de humo la sala. Para recordar que el tiempo igual pasa.

LEA MÁS: