Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional (AFP)
Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional (AFP)

Mientras el régimen de Nicolás Maduro habla de una convocatoria "masiva" a la elección para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), las imágenes que circulan a través de las redes sociales muestran centros de votación prácticamente vacíos. El presidente del Parlamento, Julio Borges, informó en rueda de prensa que el chavismo en esta jornada electoral, hasta las 3pm (hora local), no llega al 7% del padrón electoral.

"No llegan al millón y medio de personas", anunció el dirigente opositor del partido Primero Justicia.

Asimismo, advirtió que Tibisay Lucena, presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), "ya tiene su boletín para decir que votaron más de 8.5 millones". Es decir, casi un millón más de los opositores que se pronunciaron en contra de la Constituyente el pasado 16 de julio en la consulta popular de la oposición.

En esa línea, Borges utilizó como ejemplo la baja concurrencia en el Poliedro de Caracas, uno de los principales centros de votación: "Sólo es otra muestra del fraude".

Las fuerzas del régimen reprimieron brutalmente a los manifestantes este domingo en Venezuela (REUTERS)
Las fuerzas del régimen reprimieron brutalmente a los manifestantes este domingo en Venezuela (REUTERS)

"El gobierno cava hoy su propia tumba con el fraude constituyente. Lo que hay hoy en la calle es abstención y represión", denunció el dirigente opositor.

Más temprano, Leopoldo López, quien llamó a la comunidad internacional a desconocer al resultado de la "fraudulenta" Constituyente, también repudió la "represión brutal" de las fuerzas del régimen.

El presidente de la Asamblea Nacional aseguró que la Constituyente de Maduro "nació muerta, no la reconoce nadie, ni el pueblo, ni el mundo…".

"El gobierno venezolano salió derrotado hoy, hoy ganó el pueblo libre y rebelde. Hoy más que nunca nos sentimos orgullosos de ser venezolanos", agregó.

Borges advirtió, además, que la oposición seguirá presionando para un cambio de gobierno. "Llevamos 117 días y 17 años luchando, nunca hemos tirado la toalla. La lucha no termina hoy, sigue hasta cambiar al gobierno".

LEA MÁS: