Una organización que lucha contra el racismo ha instado al club inglés a que prohíba a sus fanáticos a entonar la canción que hicieron para el delantero belga