La Asociación Nacional de Fútbol Profesional de Chile corre riesgo de ser sancionada por el ente regulador, producto del caso Barnechea