Tras el plebiscito que celebró este domingo la oposición venezolana, el presidente de Estados Unidos Donald Trump elogió a las casi 7,2 millones de personas que se manifestaron en contra del régimen de Nicolás Maduro y advirtió que si el presidente chavista impone la Asamblea Nacional Constituyente, Washington aplicará nuevas sanciones contra el gobierno bolivariano.

Asimismo, el jefe de Estado norteamericano calificó a Maduro de ser "un mal líder que sueña con convertirse en un dictador".

"Ayer, el pueblo venezolano volvió a aclarar que representan la democracia, la libertad y el estado de derecho. Sin embargo, sus fuertes y valientes acciones siguen siendo ignoradas por un mal líder que sueña con convertirse en un dictador", señaló la Casa Blanca a través de un comunicado difundido este lunes.

El comunicado de la Casa Blanca
El comunicado de la Casa Blanca

"Estados Unidos no se quedará parado mientras Venezuela se desmorona. Si el régimen de Maduro impone su Asamblea Constituyente el 30 de julio, los Estados Unidos tomarán fuertes y rápidas sanciones económicas", advirtió el gobierno de Trump en el texto.

Por su parte, Washington renovó su llamado para que se celebren "elecciones libres y justas" y expresó que se mantiene junto al pueblo venezolano "en su intento por restaurar su país a una democracia plena y próspera".

El ex precandidato presidencial republicano, Marco Rubio, también se pronunció sobre la situación de Venezuela a través de su cuenta de Twitter.

El senador adelantó que si Maduro sigue adelante "con la votación fraudulenta del 30, que espere una muy fuerte respuesta" del presidente Trump.

Más temprano, este lunes, el gobierno norteamericano había expresado su satisfacción por el nivel de participación popular en la consulta simbólica organizada el domingo por la oposición en Venezuela, cuyo resultado consideró un mensaje "inconfundible" en contra del régimen chavista.

"Felicitamos a los venezolanos por la enorme participación en el referendo de ayer", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, quien añadió que la Casa Blanca "condena la violencia de matones del gobierno contra electores inocentes".

LEA MÁS: