Por qué muchas cafeterías no dejan que los clientes lleven su propia taza, a diferencia de Starbucks

Los negocios enfrentan el dilema de aceptar tazas personales, evaluando la logística de limpieza y el cumplimiento con las normas de salubridad variadas

Más de 125 expertos sanitarios aseguran que los vasos propios son seguros con buena higiene (REUTERS/Anushree Fadnavis)

Starbucks acaba de empezar a permitir a sus clientes que utilicen sus propios vasos reutilizables en los pedidos realizados desde el coche o el móvil, una medida destinada a ayudar al gigante del café a reducir los residuos de vasos de un solo uso.

La empresa afirmó que este cambio la convierte en el primer minorista nacional de café que acepta vasos reutilizables para todo tipo de pedidos. Los clientes de Starbucks que hacían pedidos en las cafeterías de la cadena ya podían obtener bebidas en sus propios vasos.

Pero en una época en la que las botellas de agua reutilizables están tan de moda que la gente hace cola durante horas para conseguir determinadas marcas, y en la que proliferan las estaciones de servicio de botellas de agua, algunos se preguntarán: ¿Por qué no hay más cafeterías que ofrezcan alternativas a los vasos desechables?

Una de las razones es la preocupación de las empresas por la higiene, un problema común con los recipientes reutilizables para alimentos y bebidas que se ha acentuado con la pandemia de coronavirus. Al principio de la pandemia, muchos locales, entre ellos Starbucks, dejaron temporalmente de aceptar reutilizables, lo que llevó a más de 125 expertos en salud a firmar una carta en apoyo del uso de recipientes personales.

La carta, que citaba investigaciones, señalaba que las tazas reutilizables podían ser seguras siempre que se aplicaran prácticas básicas de higiene. Pero aunque desde entonces se han levantado muchas de las restricciones por pandemia, no hay garantía de que puedas llevar tu vaso reutilizable a cualquier cafetería y que te lo llenen.

“Se esgrime la seguridad alimentaria como razón para ello, pero desde el punto de vista del riesgo no es una razón razonable”, afirmó Benjamin Chapman, jefe del departamento de ciencias agrícolas y humanas de la Universidad Estatal de Carolina del Norte. “Los riesgos son muy, muy bajos”, precisó.

Las cafeterías deben balancear la tendencia ecológica con las preocupaciones higiénico-sanitarias y las disposiciones legales variadas a nivel local y estatal (Imagen Ilustrativa Infobae)

Limpieza de vasos reutilizables

Las empresas que venden alimentos y bebidas, incluidas las cafeterías, han debatido durante mucho tiempo cómo asegurarse de que los artículos reutilizables estén limpios, dijo Chapman.

“Cuando se trata de un vaso reutilizable, no está bajo el control de una empresa y no saben lo que alguien puso en el vaso de antemano”, dijo.

También es posible que algunos lugares no envasen productos reutilizables debido a la normativa del departamento de sanidad local o estatal. El código alimentario federal no incluye muchos parámetros específicos sobre reutilizables, dijo, lo que significa que las normas pueden variar según el lugar.

Aunque las leyes locales lo permitan y los clientes vengan con vasos que digan que están limpios, a algunas empresas puede seguir preocupándoles que se les considere responsables si un recipiente reutilizable hace enfermar a alguien.

“La mayor preocupación estriba en lo cómodos que se sienten los miembros de la industria a la hora de limpiar y desinfectar algo que no controlan cuando se trata de un vaso”, afirma.

Con los vasos desechables envasados, los minoristas tienen más garantías de limpieza. Y, a diferencia de los vasos de un solo uso, los personales pueden ser de todas las formas y tamaños. Algunos pueden tener rebordes u otras características que dificulten su limpieza a fondo.

Como pionero en responsabilidad ambiental, Starbucks invita a los clientes a contribuir con la reducción de residuos mediante el uso de vasos propios en sus compras (Imagen Ilustrativa Infobae)

¿Cuáles son los riesgos de las tazas de café reutilizables?

Tras suspender temporalmente el uso de tazas personales en las cafeterías durante la pandemia, Starbucks volvió a permitir que la gente llevara sus propios recipientes en 2021. Pero instituyó múltiples medidas para abordar los posibles problemas de higiene.

Por ejemplo, la cadena de cafeterías solo acepta vasos personales que su personal determine que están limpios. Los trabajadores también hacen los pedidos mediante un proceso sin contacto que, en parte, consiste en colocar el vaso reutilizable dentro de una taza de cerámica.

La mejor práctica para cualquier consumidor que quiera utilizar una taza reutilizable es lavar primero sus recipientes en casa, dijo Chapman.

Aunque a algunos minoristas de café podría seguir preocupándoles que la gente traiga recipientes contaminados que podrían enfermarles, dijo que los riesgos potenciales de higiene en torno a los vasos reutilizables son generalmente bajos.

El café no es una gran fuente de nutrientes para los patógenos. Las bebidas con leches lácteas o no lácteas podrían estropearse, pero es poco probable que no se limpie la taza, ya que sería asqueroso u oloroso. “No tenemos constancia de que se hayan transmitido enfermedades por patógenos alimentarios a través de tazas reutilizables”, añadió.

(*) The Washington Post

(*) Allyson Chiu es reportera especializada en soluciones climáticas para The Washington Post. Anteriormente cubrió temas de bienestar y trabajó durante la noche en el equipo Morning Mix del Post.

Más Noticias