Publicó una foto privada en una página de venta de ropa y cuando notó la equivocación quedó impactada

“Cuando el encargado de marketing terminó de crear el sitio web meses atrás, me metí para añadir las fotos correspondientes a un pijama y por equivocación subí la selfie”, se excusó

Guardar

Nuevo

“Cuando el encargado de marketing terminó de crear el sitio web meses atrás, me metí para añadir las fotos correspondientes a un pijama y por equivocación subí la selfie” explicó (@tkersten_)

Una mujer australiana llamó la atención de millones de usuarios en las redes sociales al compartir una anécdota insólita y embarazosa de su vida profesional. La empresaria, identificada como Teri, descubrió recientemente que había subido accidentalmente una foto personal a la página web de su compañía de ropa, generando una mezcla de sorpresa, humor y curiosidad entre sus seguidores.

En febrero de este año, Teri se encontraba revisando el sitio web de su empresa cuando se dio cuenta de algo alarmante: en la publicación de uno de los pijamas de su marca. En lugar de las imágenes de la prenda, se podía ver una selfie “embarazosa” suya. La empresaria relató en su cuenta de TikTok que esta imagen personal había estado visible para todos los visitantes de la página desde su creación.

“Cuando el encargado de marketing terminó de crear el sitio web meses atrás, me metí para añadir las fotos correspondientes a un pijama y por equivocación subí la selfie” explicó Teri. Durante todo ese tiempo, cada vez que un cliente ingresaba para ver el pijama, se encontraba con la imagen personal de la joven empresaria. “Lo primero que hice fue borrarla y rogar que nadie la hubiera visto”, declaró a un medio local.

Inicialmente, la mujer se sintió preocupada y avergonzada por el error. Sin embargo, con el tiempo, decidió afrontar la situación con humor. “Me reí muchísimo de este tema. La vida es muy corta, hay que reírse de uno mismo,” comentó al mismo medio. Para rematar la anécdota con una nota graciosa, Teri publicó una nueva selfie en la misma publicación del pijama, esta vez de manera intencional, para bromear sobre lo sucedido.

“Me reí muchísimo de este tema. La vida es muy corta, hay que reírse de uno mismo,” comentó
“Me reí muchísimo de este tema. La vida es muy corta, hay que reírse de uno mismo,” comentó

La historia de la joven australiana se volvió viral rápidamente, alcanzando a más de 2,7 millones de personas en TikTok. La viralización del contenido trajo consigo una oleada de comentarios, algunos usuarios sugirieron que Teri podría haber subido la foto a propósito como una estrategia de marketing para promover su marca. Sin embargo, ella desmintió estas acusaciones y aseguró que se trató de un error. “Lo que me pasó fue genuino, una equivocación real,” afirmó.

En sus reflexiones finales, Teri compartió una valiosa lección para sus seguidores y otros emprendedores. “Todo esto me hizo dar cuenta de que la gente aprecia la honestidad. Quiero que otros emprendedores sepan que los errores no son el fin del mundo. ¡Y ser uno mismo en Internet es mucho más divertido que ser alguien que no eres!”.

Guardar

Nuevo