La insólita respuesta de un residente de 27 años a un traumatólogo que lo dejó sin palabras

Un médico relató una situación en la red social X que puso de manifiesto las brechas tecnológicas en el ámbito actual

Guardar

Nuevo

La anécdota de la báscula mecánica generó un debate sobre la evolución tecnológica en la formación de médicos (Getty)
La anécdota de la báscula mecánica generó un debate sobre la evolución tecnológica en la formación de médicos (Getty)

Un reumatólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, España, despertó un sentimiento de nostalgia en muchos usuarios de la red social X. Es que Carlos Guillén compartió una anécdota que refleja el contraste generacional dentro del ámbito médico.

En su cuenta de X, el doctor comentó una situación vivida en el hospital durante una consulta con una médico residente de 27 años. “Hoy le he pedido a mi residente de 27 años que pese a un paciente. Me ha dicho que no sabía cómo utilizar este extraño artefacto”, explicó, acompañado el mensaje una imagen de una balanza mecánica de columna.

La médico residente de 27 años no pudo usar una báscula mecánica usada en el Hospital Universitario Ramón y Cajal.
(X: @Carlosguillenas)
La médico residente de 27 años no pudo usar una báscula mecánica usada en el Hospital Universitario Ramón y Cajal. (X: @Carlosguillenas)

La residente, quien no estaba familiarizada con ese tipo de báscula, se encontró con dificultades para usar un dispositivo que solía ser común en años anteriores. De esa manera, se dio cuenta de que la joven nunca había utilizado una balanza “de las antiguas”, hecho que lo hizo sentirse “muy mayor”.

El doctor Carlos Guillén compartió una anécdota en X que ilustra el contraste generacional en el ámbito médico (X: @Carlosguillenas)
El doctor Carlos Guillén compartió una anécdota en X que ilustra el contraste generacional en el ámbito médico (X: @Carlosguillenas)

Este tuit, que ya tiene más de 61.200 visualizaciones, generó una oleada de reacciones. Algunos usuarios de la plataforma compartieron experiencias similares que evidencian las diferencias tecnológicas y de equipamiento entre generaciones. En ese sentido, uno mencionó una anécdota en la que una alumna de 17 años no pudo leer un reloj analógico en un aula, ilustrando cómo ciertos objetos cotidianos pueden resultar obsoletos o desconocidos para las generaciones más jóvenes.

“¿Sabés que si nos quedamos sin electricidad nos moriremos?”, “Lo grave es cuando no sepamos usar un tensiómetro”, “Es que de eso no hacen tiktoks”, “Carlos, esa báscula ya puedes traerla al museo del hospi”, “No va a funcionar, está desenchufada” y “Yo tampoco sabría usarla y ya tengo una edad. Soy madre de una residente de 28 años y como han nacido prácticamente en la era digital...”, son otros de los mensajes en la publicación.

Guardar

Nuevo