Una joven influencer murió en un campamento de fitness después de intentar perder 90 kilos en poco tiempo

La víctima, identificada como Cuihua, falleció en Shaanxi, China, después de embarcarse en un intento extremo. La familia confirmó la trágica noticia a través de un comunicado en las redes sociales

Compartir
Compartir articulo
La joven, identificada como Cuihua, estaba participando en un campamento de pérdida de peso en China. (Crédito: Weibo)

Una joven influencer de 21 años perdió la vida durante un campamento de acondicionamiento físico en Shaanxi, China, después de embarcarse en un intento extremo de perder 90 kilos en el menor tiempo posible. La noticia fue reportada por Insider, revelando los detalles de esta tragedia.

La joven, identificada como Cuihua, estaba participando en un campamento de pérdida de peso y su familia confirmó la trágica noticia a través de un comunicado en las redes sociales, expresando su agradecimiento por el apoyo y amor recibido. “Nuestra hija se ha ido al cielo y todavía estamos asimilando esta dolorosa realidad. Esperamos que las personas no se dejen engañar por aquellos que buscan entretenerse a costa del dolor de otros, lo cual podría afectar a los padres y la familia. Permitan que nuestra hija descanse en paz, gracias”, expresaron en un mensaje traducido del chino por Insider.

Vale destacar que la familia no atribuyó la responsabilidad del trágico suceso al campamento de acondicionamiento físico en el que se encontraba su hija. A través de su página de Douyin (la versión china de TikTok), los padres pidieron que no se acosara cibernéticamente a más campamentos de entrenamiento, dejando claro que no deseaban perpetuar la tristeza.

El campamento de pérdida de peso se encontraba en Shaanxi, China.

Aunque la causa exacta de la muerte aún no fue revelada, los padres informaron que su hija se sintió mal después de realizar ejercicios y tuvo que ir al hospital. Cuihua documentaba su misión de perder 90 kilos en su cuenta de redes sociales, compartiendo con sus casi 10.000 seguidores sus entrenamientos en vivo, algunos de los cuales tenían lugar tanto en la mañana como en la noche, así como su estricta dieta.

Según informes de news.com.au, la joven había logrado perder poco más de 25 kilos en los primeros dos meses y luego bajó otros 10 en los siguientes seis meses. En total, bajó 36 kilos en ocho meses, de acuerdo a The New York Post.

Algunas de las personas que siguieron el viaje de pérdida de peso de la influencer se sorprendieron al escuchar la noticia de que había muerto.

Seguir leyendo: