Advierten del riesgo de una escalada en el conflicto territorial entre Venezuela y Guyana

La organización no gubernamental Control Ciudadano se refirió a la disputa de la Guayana Esequiba, un territorio de casi 160.000 kilómetros cuadrados que ambos países reclaman como suyo

Compartir
Compartir articulo
Las cataratas Kaieteur están ubicadas en la zona en disputa, conocida por lo venezolanos como Guayana Esequiba
Las cataratas Kaieteur están ubicadas en la zona en disputa, conocida por lo venezolanos como Guayana Esequiba

La organización no gubernamental Control Ciudadano advirtió este martes que está aumentando la posibilidad de una escalada en el conflicto entre Venezuela y Guyana por la disputa de la Guayana Esequiba, un territorio de casi 160.000 kilómetros cuadrados que ambos países reclaman como suyo, y que el país petrolero prevé anexionarse por la vía de un referendo.

Los peligros de una escalada del conflicto están latentes a esta hora”, considera la ONG, en vista de las últimas decisiones de cada Gobierno, entre las que menciona la consulta que hará Venezuela el 3 de diciembre para preguntar a sus ciudadanos si aprueban o no la creación de una región sobre la zona en disputa e incorporarla al mapa nacional.

Ante esto, Georgetown reaccionó con repudio, al considerar que el referendo viola normas internacionales y amenaza la paz y la seguridad del Estado de Guyana y, por extensión, de la región del Caribe.

Es previsible que aumente la tensión diplomática en los próximos días, entre la República Bolivariana de Venezuela y la República Cooperativa de Guyana, al quedar de manifiesto en los comunicados de ambos Estados como irreductibles”, señala la ONG.

El Parque Nacional de Roraima en Venezuela alberga las formaciones rocosas catalogadas como las más antiguas del planeta. Está formado por una cordillera de mesetas con paredes verticales, llamadas 'Tepuy' ('montaña sagrada' en el idioma indígena pemón), las cuales conforman la frontera natural entre Venezuela, Guyana y Brasil (EFE/Santi Donaire/Archivo)
El Parque Nacional de Roraima en Venezuela alberga las formaciones rocosas catalogadas como las más antiguas del planeta. Está formado por una cordillera de mesetas con paredes verticales, llamadas 'Tepuy' ('montaña sagrada' en el idioma indígena pemón), las cuales conforman la frontera natural entre Venezuela, Guyana y Brasil (EFE/Santi Donaire/Archivo)

A su juicio, también se puede prever que “aumente el despliegue de unidades militares” por parte de Venezuela hacia la zona en disputa.

El régimen de Nicolás Maduro aseveró esta semana que “la insistente negativa al diálogo diplomático, por parte del presidente de Guyana, Irfaan Ali, amenaza con una peligrosa escalada a un conflicto de grandes dimensiones, promovido por el Comando Sur de los Estados Unidos”.

La Guayana Esequiba, rica en recursos naturales y minerales, ha sido el centro de una pugna entre las partes y se encuentra en un nuevo episodio de tensión, luego de que la Corte Internacional de Justicia se declarara competente para resolver la disputa, algo que Venezuela rechaza.

Guyana se basa en un laudo arbitral de 1899, que le adjudicó el territorio (entonces bajo el dominio del Reino Unido), una decisión contra la que Venezuela protestó de inmediato, un reclamo que, tras varias fases, se mantiene hasta la fecha.

Venezuela, por su parte, defiende que el Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966, es el que rige esta controversia, pues -asegura- se trata del “único instrumento jurídico vigente” y depositado en la Organización de Naciones Unidas (ONU) para resolver con negociaciones la disputa.

El Acuerdo de Ginebra contempla que las partes deben resolver de forma satisfactoria, práctica y amistosa la controversia territorial.

(Con información de EFE)