Por Graciela Gioberchio

Guantes, bolsas, ropa cómoda, agua para hidratarse y manos a la obra. El objetivo es limpiar en un solo día calles, plazas, playas, bosques y ríos y, de esa forma, generar conciencia para que en esos lugares públicos no se vuelvan a acumular botellas plásticas, bolsas de nylon, sorbetes, bandejas de telgopor, colillas de cigarrillos, aerosoles y vidrios, entre otros residuos contaminantes. El tercer sábado de septiembre es el Día Mundial de la Limpieza y, junto a más de 150 países, la Argentina se sube a la propuesta global para liberar los espacios naturales de basura.

La iniciativa forma parte de Let's Do It Foundation, un movimiento cívico internacional, miembro del Programa Ambiental de las Naciones Unidas, que comenzó en Estonia en 2008. En nuestro país se lleva a cabo desde 2012, impulsada por la organización ¡Vamos A Hacerlo, Argentina!, que promueve la participación ciudadana en jornadas de limpieza y concientización sobre la adecuada gestión de los residuos sólidos.

Más de 200 puntos de limpieza del país, desde Jujuy a Tierra del Fuego, estarán cubiertos por una enorme ola verde formada por miles de voluntarios -niños, adultos, escuelas, organizaciones sociales, instituciones, empresas- listos para multiplicar un mensaje movilizador: "Quien limpia hoy, no ensuciará mañana".

Visibilizar la problemática de la basura

"El objetivo es generar conciencia desde cualquier lugar y liberar de residuos los espacios naturales", dijo a Infobae, John Ruiz, un colombiano de 37 años que de pequeño ya formaba parte de acciones comunitarias de limpieza en su Medellín natal. Al poco tiempo de instalarse en San Fernando, en la zona norte del Gran Buenos Aires, se sorprendió por la naturalización de la basura en la vía pública. "Me llamaba mucho la atención que la gente tirara residuos en la calle como si nada, como si fuera un gran tacho de basura, y que a nadie le molestara. Entonces empecé a pensar acciones de limpieza como una forma de hacer visible esta problemática y que la gente fuera tomando conciencia", contó a Infobae.

"Y así, junto a un pequeño grupo de jóvenes, nació ¡Vamos A Hacerlo, Argentina! -apuntó Ruiz-. En la región somos líderes en cuanto al crecimiento de participación en la campaña mundial. La idea es organizarla el tercer sábado de septiembre como una fecha simbólica, aunque algunos grupos, como escuelas o empresas, realizan acciones de limpieza durante la semana. Este año, nuestra meta es cerrar el sábado 28 de septiembre para poder reunir los resultados de la campaña", explicó.

El año pasado la jornada de limpieza se realizó el 15 de septiembre. Ese día, en 284 puntos de limpieza 15.000 voluntarios juntaron 394 toneladas de plásticos, telgopor, colillas de cigarrillos, aluminio, vidrio y también electrodomésticos (heladeras, televisores, cocinas), carritos de supermercados, ropa, colchones, cochecitos de bebé. "Nuestro objetivo es, en lo posible, que toda esa basura tenga una segunda utilidad y que sea transportada a un centro de reciclado o emprendimiento de la zona; y en el peor de los casos que sea destinado al relleno sanitario", remarcó.

Playas libres de plásticos y colillas

Las playas argentinas también forman parte de los puntos de limpieza. Son varias las organizaciones preocupadas por los 13 millones de toneladas de plástico que cada año llegan al mar. Una de ellas es la asociación Ángeles Verdes que Isabel Muñoz, de 36 años, fundó en Mar del Plata y que el domingo 22 convoca a una jornada de limpieza en la Playa Popular, en Luro y La Costa.

"Es una actividad simbólica a través de la cual inspiramos a muchas personas a concientizarse sobre la problemática de la basura. Por eso, brindamos información para que la población sea más responsable con los residuos que genera y entienda la necesidad de reemplazar diferentes productos de plástico de uso cotidiano, altamente contaminantes, por productos ambientalmente amigables como por ejemplo bolsas, vasos y botellas reutilizables o cepillos de dientes y sorbetes de bambú", detalló a Infobae.

Muñoz enumeró que en las últimas acciones de limpieza en las playas recolectaron, mayormente, bolsas de nylon, botellas de plástico, sorbetes, vasos y cubiertos descartables, bandejas de telgopor, aerosoles, hisopos, cepillos de dientes. Y algo que en las playas es abrumador: las colillas de cigarrillos, altamente contaminantes porque contienen gran cantidad de sustancias químicas tóxicas.

La problemática de las colillas es preocupante. Una sola colilla contamina 50 litros de agua. En ríos, lagos y mares los peces y animales confunden las colillas con comida y las tragan provocando muchas veces su muerte y alterando el ciclo ecológico. Se estima que las colillas pueden tardar hasta 25 años en degradarse. Algunas de las sustancias que se pueden medir en ellas incluyen: nicotina, alquitrán, arsénico, plomo e hidrocarburos poliaromáticos.

En la provincia de Tucumán hay varios puntos de limpieza. Uno de ellos lo armó Úrsula Ortega, docente de la escuela secundaria República Oriental del Uruguay (ROU). Allí pusieron en marcha el Proyecto Solidario Eco-Punto ROU: recuperan papel, cartón, botellas plásticas y colillas de cigarrillos. "Tenemos aproximadamente 70.000 colillas listas para ser enviadas a Mendoza para la construcción de 'Cigabrick', un ecoladrillo construido con el acetato de celulosa de las colillas, que previamente reciben tratamiento biotecnológico para eliminar los compuestos químicos", señaló Ortega a Infobae.

Kits y guía práctica de trabajo

Con la colaboración de empresas e instituciones y organismos oficiales, esta movida ambiental cuenta con kits de guantes, bolsas y afiches de la campaña destinados a los organizadores de cada punto de limpieza.

Además, ¡Vamos A Hacerlo, Argentina! brinda una guía práctica online con distintos tips y consejos para aplicar antes, durante y después de la jornada. Por ejemplo, utilizar ropa y calzado cómodo, gorra o sombrero para protegerse del sol, guantes, agua para hidratarse, alcohol en gel para desinfectarse una vez finalizada la jornada, entre otras recomendaciones. También aborda cuestiones de seguridad y prevención de riesgos, esfuerzos físicos y condiciones médicas, transporte, logística y resultados obtenidos.

Toda la información sobre la campaña #ArgentinaLimpia se puede compartir desde Facebook; Twitter o Instagram

SEGUÍ LEYENDO: