La energía vital – el Shi- es suave y en continúo movimiento. Para mantenerla así, el mobilario tiene que estar emplazado de una determinada manera
La energía vital – el Shi- es suave y en continúo movimiento. Para mantenerla así, el mobilario tiene que estar emplazado de una determinada manera

El arte ancestral del Feng Shui busca mejorar las condiciones ambientales para fomentar el bienestar y la armonía general del individuo con su entorno y supone un orden especial de los objetos en un espacio determinado.

De acuerdo con esta filosofía todo en el mundo está conectado por un flujo de energía -Chi- que no debe ser interrumpido ni obstaculizado. El objetivo es que esta fuerza fluya través de la integración de Yin y Yang. Esta práctica, aplicada a la decoración, enseña cómo convertir lo negativo en positivo.

Un dormitorio que sigue algunas pautas según esta disciplina repercute de manera vital en la rutina diaria, potenciando el descanso y por ende repercutiendo en la salud. Seis claves para aplicar en el casa.

– La forma de la habitación

Entre las reglas que establece, ésta debe ser cuadrada o rectangular pues es la geometría que corresponde al elemento Tierra aporta mayor estabilidad y equilibrio al Chi.

-Ubicación de la cama

Es el punto más crucial en un dormitorio, ya que requiere de la energía Yin para un buen descanso. Las puertas y ventanas representan el movimiento y la luz, es decir el Yang. Las paredes o tabiques sin ventanas o puertas son Yin, implican estabilidad y quietud. Por lo tanto, la cabecera debe preferentemente tener detrás de ella una pared o tabique sin ventanas o puertas, esta debe estar alejada de la puerta.

Una cama frente a la puerta bloque al flujo de energía

-Techo

La norma indica que no haya nada colgado sobre la cama a la hora de dormir. Si es necesario el uso de un ventilador este puede ser liviano y del mismo color del cielo raso; lo mismo vale para artefactos de iluminación.

El blanco es el color por excelencia para la habitación de descanso. Las plantas aportan vitalidad pero deben ubicarse del lado de la ventana y no poseer espinas ni hojas alargadas
El blanco es el color por excelencia para la habitación de descanso. Las plantas aportan vitalidad pero deben ubicarse del lado de la ventana y no poseer espinas ni hojas alargadas

-La elección de colores 

Es fundamental establecer una continuidad entre el interior y el exterior de la sala y la elección de un color adecuado para el uso funcional en varios ambientes: un tono alegre que fomente la convivencia, para el comedor; un color lleno de energía para la cocina y, en este caso, tonos relajantes en la habitación, como la paleta de los pasteles.

El blanco es el tono para dormitorios por excelencia

-Espejos

Tiene gran peso a nivel energético.Se sugiere no tener más de dos en la habitación. Su ubicación es vital, y la regla indica que nunca debe colocarse frente a la cama o en tal lugar que refleje la imagen mientras se descansa.

El espejo -según las reglas del Feng Shui- no debe situarse de tal modo que se refleja la imagen de la persona mientras duerme
El espejo -según las reglas del Feng Shui- no debe situarse de tal modo que se refleja la imagen de la persona mientras duerme

-Plantas

Un elemento indispensable para lograr la armonía y renovar el oxígeno del lugar. Ayudan a rechazar y filtrar Sha Chi -energía tóxica- hacen de barrera protectora del ruido, del calor y la luz excesiva, la contaminación y las miradas intrusas.

Estas deben situarse cerca de una ventana. Evitar las que contiene espinas u hojas alargadas como dracenas, yucas, aralias.

(iStock)
(iStock)

LEA MÁS: