MIT trabaja en una inteligencia artificial capaz de acabar con el libre albedrío

Este invento tecnológico pone en riesgo la autonomía de ser humano para tomar sus decisiones

Compartir
Compartir articulo
La IA está incursionando en el análisis del comportamiento humano y cómo se desenvolverá en un momento específico. (Imagen Ilustrativa Infobae)
La IA está incursionando en el análisis del comportamiento humano y cómo se desenvolverá en un momento específico. (Imagen Ilustrativa Infobae)

En una reciente investigación que conjuga los esfuerzos y conocimientos de expertos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y de la Universidad de Washington, se ha dado un importante paso adelante en el campo de la inteligencia artificial (IA).

Este equipo ha desarrollado un modelo de IA novedoso y altamente avanzado que promete revolucionar la manera en que se entiende y predice el comportamiento humano.

Con una capacidad de predicción sin precedentes, este sistema es capaz de anticiparse a una amplia gama de acciones humanas, desde la elección de rutas en entornos desconocidos hasta los movimientos futuros en juegos de estrategia como el ajedrez, todo ello analizando exclusivamente información de acciones pasadas de las personas.

Cómo funciona esta inteligencia artificial

La IA escanea datos y movimientos de los humanos para predecir a raíz de patrones de comportamiento, su próxima acción. (Imagen Ilustrativa Infobae)
La IA escanea datos y movimientos de los humanos para predecir a raíz de patrones de comportamiento, su próxima acción. (Imagen Ilustrativa Infobae)

El éxito de este modelo de IA radica en su habilidad para identificar y procesar los “límites computacionales” o lo que los investigadores han denominado “presupuesto de inferencia” de entidades, sean estas humanas o maquinarias.

Esta novedosa metodología ofrece una ventana al entendimiento de los procesos decisionales, tanto humanos como artificiales, proporcionando explicaciones a cómo y por qué se toman ciertas decisiones.

Todo esto es un avance significativo que representa un punto de inflexión en la predicción de comportamientos mediante tecnología de inteligencia artificial.

Qué diferencia tiene con otras herramientas similares

El Instituto Tecnológico de Massachusetts es un referente en la educación por sus avances en materia de tecnología e investigación. (Foto: MIT)
El Instituto Tecnológico de Massachusetts es un referente en la educación por sus avances en materia de tecnología e investigación. (Foto: MIT)

Esta propuesta contrasta marcadamente con los modelos predictivos tradicionales, que frecuentemente encuentran obstáculos en su intento de descifrar la complejidad y aparente imprevisibilidad del comportamiento humano.

Lo innovador de este enfoque radica en considerar que las decisiones no son más que el resultado de restricciones, muchas veces invisibles o no reconocidas previamente.

Más allá de sus aplicaciones prácticas y tecnológicas, el impacto de este desarrollo invita a profundas reflexiones filosóficas acerca del libre albedrío y el determinismo.

Varios interrogantes nacen con esta nueva tecnología de pensar si cada acción que se hace ya estaba predispuesta y no es espontánea. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Varios interrogantes nacen con esta nueva tecnología de pensar si cada acción que se hace ya estaba predispuesta y no es espontánea. (Imagen Ilustrativa Infobae)

La capacidad de esta IA para predecir con gran exactitud las acciones humanas plantea interrogantes fundamentales sobre la naturaleza de las decisiones en las cuáles resuena: ¿hay verdaderamente libertad al elegir, o los actos son el resultado de un proceso predecible y, por tanto, determinado?

¿La humanidad es libre o hay un patrón establecido?

Aunque este modelo aporta argumentos a favor de una interpretación determinista de las decisiones humanas, también abre la puerta a un entendimiento matizado de la realidad, sugiriendo que la libertad para decidir podría operar en un espectro de grados más que en términos absolutos.

Asimismo, la investigación trasciende el plano académico y técnico, incursionando en terrenos éticos y morales particularmente delicados, especialmente en lo tocante al uso de IA para analizar y prever comportamientos humanos.

En campos de la neurociencia este invento llega como un tema de estudio para entender el comportamiento humano. (Imagen Ilustrativa Infobae)
En campos de la neurociencia este invento llega como un tema de estudio para entender el comportamiento humano. (Imagen Ilustrativa Infobae)

En un momento de la humanidad que está cada vez más dominado por tecnologías avanzadas, se hace imprescindible reflexionar críticamente sobre las implicaciones de su aplicación y los posibles efectos en la percepción de la autonomía individual y los procesos de toma de decisiones.

La inteligencia artificial enfrentada con otras áreas de estudio

A medida que la IA continúa avanzando y permeando diversos aspectos de la vida cotidiana, el debate en torno a estas cuestiones se vuelve cada vez más pertinente.

La necesidad de una consideración cuidadosa de sus aplicaciones y consecuencias se pone de manifiesto, no solo desde la perspectiva del desarrollo tecnológico, sino también desde la ética, el derecho, y la filosofía, planteando desafíos significativos para la sociedad contemporánea en su conjunto.

Sin embargo, el desarrollo de este modelo de IA por parte del MIT y la Universidad de Washington marca un precedente en el campo de la tecnología y la predicción de comportamientos, e invita a explorar y cuestionar algunas de las nociones más fundamentales sobre el libre albedrío, el determinismo y el futuro de la interacción entre los humanos y las máquinas.