Cuáles son las causas por las que una palanca de cambios está dura al moverla

Puede ser un inidicio de un problema más serio ya sea en vehículos mecánicos y automáticos

Compartir
Compartir articulo
Un mal estado de una caja de cambios puede repercutir en accidentes de tránsito. (BMW AG)
Un mal estado de una caja de cambios puede repercutir en accidentes de tránsito. (BMW AG)

La caja de cambios ha sido, desde la invención del automóvil, un componente crucial en su funcionamiento. Su importancia radica en la capacidad de ajustar el esfuerzo del motor a las ruedas, permitiendo que el vehículo se mueva de manera eficiente en diferentes condiciones de velocidad y terreno.

No obstante, aun siendo una pieza fundamental en la mecánica vehicular, no es inmune a enfrentar dificultades en su operación, siendo una de las más comunes la rigidez en la palanca de cambios.

Este problema, que afecta tanto a vehículos automáticos como manuales, compromete la fluidez durante el cambio de marchas o velocidades.

La operación inadecuada de este componente no solo reduce la calidad de la experiencia de conducción sino que también incide directamente en el desgaste general del vehículo, pudiendo acarrear eventualmente fallos más severos y costosos de reparar, o en casos extremos accidentes.

No hay que dar movimientos bruscos cuando se usa la palanca de cambios. (Imagen Ilustrativa Infobae)
No hay que dar movimientos bruscos cuando se usa la palanca de cambios. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Por qué está dura la palanca de cambios de mi vehículo

Una variedad de factores puede estar detrás de la rigidez de la palanca de cambios. Entre ellos, el uso de un aceite de transmisión inapropiado o mantener un nivel bajo de este mismo resalta como una causa común.

El aceite es esencial para la lubricación de los engranajes, asegurando su correcto funcionamiento y prolongando su vida útil. Ignorar las especificaciones del fabricante o postponer el reemplazo del lubricante, recomendado generalmente cada 80.000 o 100.000 kilómetros, puede resultar en una operación deficiente de la transmisión.

Otras causas pueden estar relacionadas al desgaste de los dientes de los engranajes, a menudo acelerado por prácticas inapropiadas de conducción, tales como cambios de marcha bruscos o en momentos no adecuados, así como desajustes en los componentes de la transmisión, específicamente los cables de cambios o la conexión del embrague.

Estos problemas mencionados, aunque técnicamente son de menos complejidad, requieren una atención puntual para evitar complicaciones mayores.

Qué hacer para no tener problemas en el cambio de marchas del vehículo

El mantenimiento preventivo surge, por tanto, como una medida indispensable. Según expertos en mecánica automotriz, la caja de cambios está diseñada para durar el ciclo de vida completo del automóvil, siempre y cuando se cumplan con las prácticas de cuidado y mantenimiento adecuadas.

Cada vez que se adquiera un automóvil se debe revisar las especificaciones técnicas del vehículo. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Cada vez que se adquiera un automóvil se debe revisar las especificaciones técnicas del vehículo. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Esto no solo asegura la funcionalidad y comodidad en la conducción, sino que también representa una estrategia económica al prevenir reparaciones de alto costo y de salud para no sufrir colisiones.

Entre las recomendaciones para preservar la salud de la caja de cambios, se encuentran:

  • Realizar inspecciones periódicas.
  • Estar atentos a los intervalos de cambio de aceite de transmisión especificados por el fabricante.
  • Adoptar hábitos de conducción que minimicen el estrés innecesario en la transmisión del vehículo.

De igual modo, ante los primeros signos de problemas, como dificultades al cambiar las marchas o sonidos inusuales durante su operación, es crucial consultar a un especialista para realizar un diagnóstico y las reparaciones pertinentes.

Cómo evitar reparaciones costosas del vehículo

Un mantenimiento exhaustivo previene complicaciones en el vehículo a largo plazo. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Un mantenimiento exhaustivo previene complicaciones en el vehículo a largo plazo. (Imagen Ilustrativa Infobae)

La relevancia de la caja de cambios no es solo por su funcionalidad mecánica; sino también para el rendimiento general del vehículo, debido a que impacta directamente en la eficiencia del combustible, la distribución de potencia y, finalmente, la seguridad de conductores y pasajeros.

Hay que tener en cuenta otros signos de alerta de la caja de cambios como lo son: los ruidos extraños que se escuchan al cambiar de velocidad y revisar cada cuanto es pertinente realizar un mantenimiento detallado de los distintos componentes del vehículo.

Una inversión consciente permite una mayor durabilidad y fiabilidad del vehículo, que no pasará por el taller más veces de las cuales debería requerir, y puede preservar y prolongar el tiempo de uso, para todo tipo de recorridos.