Diez consejos para que un carro se mantenga como nuevo

Cuidados diarios como la revisión constante de los neumáticos podrían marcar la diferencia

Compartir
Compartir articulo
Es recomendable encerar el carro dos veces al año. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Es recomendable encerar el carro dos veces al año. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Mantener un automóvil en condiciones óptimas es fundamental para asegurar su funcionalidad, seguridad y prolongar su vida útil, además de conservar su valor en el mercado.

Sin embargo, lograr que un carro conserve su aspecto y rendimiento como si fuera nuevo requiere de atención y cuidados específicos.

Diez consejos para cuidar un carro

En el mundo del automovilismo, donde la tecnología avanza a pasos agigantados y los vehículos se convierten en una extensión más de la vida, el mantenimiento y cuidado adecuado de estos se torna esencial.

En este contexto, Colwagen, empresa dedicada a la comercialización de automóviles y servicios posventa, ha compartido una serie de valiosos consejos para aquellos que buscan mantener su carro en estado impecable.

Un mantenimiento diario se traduce en ahorro a largo plazo.  (Imagen Ilustrativa Infobae)
Un mantenimiento diario se traduce en ahorro a largo plazo. (Imagen Ilustrativa Infobae)

1. Ojo a las llantas

La conservación adecuada de las llantas se logra manteniendo la presión de aire correcta en los neumáticos cada vez que se realice la calibración. Es fundamental que se realice una revisión periódica de las mismas para detectar cualquier signo de desgaste o imperfecciones, tales como agujeros.

2. Conservar la pintura

La apariencia juega un papel crucial y la de un automóvil no es la excepción. Para asegurar que la pintura se mantenga como nueva, se recomienda aplicar cera al menos dos veces al año.

Este procedimiento no solo realza su aspecto visual, sino que también ofrece protección contra agentes ambientales que pueden causar deterioro. Además, se aconseja cubrir el vehículo con una lona durante los períodos de intensa exposición solar.

3. Cuidar la batería

La clave para conservar la batería del automóvil en condiciones óptimas radica en asegurar que mantenga los niveles de líquido necesarios para su funcionamiento. Por esta razón, se sugiere que, en caso de que la batería del vehículo tenga ya cierta antigüedad, se verifique su estado cada tres meses.

Lo más recomendable es revisar cada tres meses la batería. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Lo más recomendable es revisar cada tres meses la batería. (Imagen Ilustrativa Infobae)

4. Atención a la cojinería

Si tienes asientos de cuero, la mejor manera de mantenerlos correctamente es hidratarlos con un acondicionador especial y una toalla de microfibra para que no deje residuos.

Lo primero es limpiar y retirar toda la suciedad, y luego, con mucho cuidado, aplicar el producto con la toalla de microfibra. Déjalo actuar por unos minutos y retira el exceso. Si se trata de asientos de tela, lo recomendable es pasarles una aspiradora con regularidad.

5. Iluminación del auto

Entre las prácticas de mantenimiento más accesibles para conservar el carro en condiciones óptimas se encuentra la revisión mensual del estado de las luces, tanto delanteras como traseras.

Este proceso no implica ningún costo, ya que únicamente requiere de una inspección visual personal para asegurarse de que estén funcionando correctamente, además de realizar limpiezas esporádicas empleando una toalla de microfibra.

Cada tipo de cojinería requiere un cuidado distinto. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Cada tipo de cojinería requiere un cuidado distinto. (Imagen Ilustrativa Infobae)

6. Frenos en buen estado

En lo que respecta al mantenimiento de los frenos, es crucial prestar especial atención a dos componentes claves: los discos y las pastillas en las ruedas.

Generalmente, los vehículos están equipados con un indicador luminoso que notifica cuando es necesario sustituir las pastillas. En ausencia de dicho indicador, es posible determinar la necesidad de cambio mediante la observación del nivel de desgaste del líquido de frenos, el cual refleja el desgaste de las pastillas.

Por otro lado, en caso de percibir ruidos o vibraciones al frenar, es recomendable limpiar y engrasar los discos. Si tras estas acciones los inconvenientes persisten, será imprescindible proceder con el cambio de los discos.

7. Revisar el aceite

Es fundamental monitorear regularmente el estado del aceite del automóvil, asegurándose de verificar su nivel y calidad con frecuencia.

Los pretensores son componentes del sistema de seguridad pasiva de un automóvil, diseñados para mejorar la eficacia del cinturón de seguridad durante un impacto o colisión. (Imagen Ilustrativa Infobae)
Los pretensores son componentes del sistema de seguridad pasiva de un automóvil, diseñados para mejorar la eficacia del cinturón de seguridad durante un impacto o colisión. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Al momento de rellenar o cambiar el aceite, es importante recordar utilizar el mismo tipo de aceite empleado anteriormente, manteniendo la consistencia para garantizar el óptimo funcionamiento y la salud del motor.

8. Cuidar el acelerador

Evitar el frenado extremo es crucial para mantener en buen estado componentes clave del vehículo como la transmisión, la suspensión y el sistema de frenado, prolongando así su durabilidad y funcionalidad a lo largo del tiempo.

9. Cambiar pretensores

Se aconseja reemplazar estos componentes cada diez años o si se ha dado el caso de que se hayan activado.

10. Usar repuestos originales

Estas piezas son completamente compatibles con el coche y, además, cumplen con los estándares establecidos por el fabricante. Esto resulta en tiempos de reparación reducidos y menor costo de mano de obra.