Bitcoin mostró resistencia ante caída en su precio y cotiza por arriba de los 61.000 USD

Los expertos consideraron que las grandes cantidades de dinero que ha movido la divisa digital en los últimos días fueron el soporte principal para mantener estable su valor

Compartir
Compartir articulo
La moneda se mantiene estable por arriba de los los 60.000 dólares por unidad (REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo)
La moneda se mantiene estable por arriba de los los 60.000 dólares por unidad (REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo)

Bitcoin, la criptomoneda más popular del mercado, aumentó su valor en más del 20 por ciento en los últimos días. Esta tendencia es una muestra del impulso alcista que trae consigo la divisa digital apoyado por un número significativo de inversionistas y comerciantes.

Durante el transcurso del jueves la divisa digital alcanzó valores no vistos desde 2021 y la buena salud que tiene en el mercado actual generó confianza. Las actuales compras de unidades por arriba de la marca de los 60.000 dólares generaron un nivel de confianza y fueron el soporte principal para mantener a la criptomoneda en esos niveles.

De acuerdo con información de Todayq News, medio especializado en criptomoneda, se han realizado cerca de más de tres millones de compras de BTC entre 52.273 y 67.413 dólares por unidades. Los expertos prevén que si la moneda cierra por encima de la marca de los 63.000 USD pueda alcanzar un máximo histórico en el futuro.

Representaciones físicas de varias criptomonedas. (REUTERS/Dado Ruvic)
Representaciones físicas de varias criptomonedas. (REUTERS/Dado Ruvic)

Precio de bitcoin

Mientras el debate se acalora cada día más sobre la conveniencia o no de su uso, bitcoin cotiza este día a las 09:00 horas (UTC) en 61535.82dólares, lo que supone un cambio de -2.17% con respecto a las últimas 24 horas y una variación de 0.35% con referencia a su valor alcanzado en la última hora.

En cuanto a su capitalización de mercado, ha mantenido el puesto #1 entre las criptomonedas.

El bitcoin fue la primera criptomoneda que se lanzó al mercado. Creada por Satoshi Nakamoto en 2008, esta divisa digital promovía un ideal libertario y buscaba poner en jaque a las instituciones monetarias y financieras tradicionales luego de la crisis financiera global que se vivió ese año.

El bitcoin (BTC) usa la criptografía para garantizar que sus operaciones no estén reguladas por ninguna institución u organismo bancario, lo que a su vez ha puesto a la moneda en medio de un debate sobre su volatilidad, pues al no requerir terceras personas ha sido señalada de facilitar actividades ilegales como el fraude.

Pese al escepticismo, hay quienes han apostado por el bitcoin: El Salvador se convirtió en el primer país en adoptar esta criptodivisa como moneda legal el 9 de junio de 2021 y Honduras Próspera, una zona especial autónoma centroamericana, también ha hecho lo propio.

Qué es una criptomoneda

Una criptomoneda es un medio digital de intercambio que no existe físicamente y que usa un cifrado criptográfico para asegurar la integridad en sus transacciones, al tiempo que mantiene un control en la creación de sus nuevas unidades.

Representaciones físicas de varias criptomonedas. (REUTERS/Edgar Su)
Representaciones físicas de varias criptomonedas. (REUTERS/Edgar Su)

El bitcoin fue el primero en salir al mercado y luego le siguieron otras que igualmente han tenido gran relevancia como litecoin, ethereum, IOTA, tether, cash, ripple, decentraland, incluso unas surgidas de memes como dogecoin.

Las criptomonedas tienen diversos factores que las hacen únicas: el no estar controladas por ninguna institución; no requerir de intermediarios en las transacciones; y casi siempre usar bloques contables (blockchain) para evitar que se creen nuevas criptomonedas de forma ilegal o las transacciones ya hechas sean modificadas.

Sin embargo, al no tener reguladores como un banco central o entidades similares se les señala de no ser confiables, de ser volátiles, propiciar fraudes, no tener un marco legal que respalde a sus usuarios, permitir la operación de actividades ilegales, entre otras más.

Aunque podría ser una paradoja, a su vez las criptomonedas garantizan seguridad a sus mineros en cuanto a la red en la que se sitúa (entramado) y que implica un manejo de códigos; el romper esta seguridad es posible pero difícil, pues quien lo llegara a intentar tendría que contar con una potencia computacional superior incluso a la que tiene el propio Google.

Cómo adquirir criptomonedas

Para adquirirlas e intercambiarlas se puede a través de portales especializados. Su valor varía en función de la oferta, de la demanda y del compromiso de los usuarios, por lo que puede cambiar más rápido que el dinero tradicional, pero mientras más gente esté interesada y quiera comprar determinada divisa, mayor será su valor.

Un cajero para comprar criptomonedas. (EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo)
Un cajero para comprar criptomonedas. (EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo)

No obstante, quien invierte en este tipo de activos digitales debe tener muy claro que esta forma trae consigo un elevado riesgo al capital, pues, así como puede haber un incremento, también puede tener inesperadamente un desplome y acabar con los ahorros de sus usuarios.

Para almacenarlas, los usuarios deben contar con un monedero digital o wallet, que en realidad es un software a través del cual es posible guardar, enviar y hacer transacciones de las criptomonedas. En realidad, este tipo de monederos únicamente guarda las claves que marcan la propiedad y el derecho de una persona sobre cierta criptomoneda, por lo que estos códigos son los que en realidad se deben proteger.