Dron iguala la velocidad de un auto de Fórmula 1 pilotado por Max Verstpeen

Además de su rápida aceleración, el dispositivo puede grabar contenido en 4K y 5K

Compartir
Compartir articulo
El dispositivo fue tan rápido como el auto de Max Verstappen

Los autos de la Fórmula 1 alcanzan en promedio 300 Km/h, una cifra que fue igualada por un dron, que podría convertirse en un aliado ideal para las transmisiones de televisión de esta competición.

El Rocket Drone fue el encargado de medirse con Max Verstappen, actual campeón del mundo, en un desafío a una sola vuelta y los resultados demuestran que este tipo de tecnología avanza rápidamente, permitiendo diferentes tipos de uso.

El dron que igualó a un Fórmula 1

El desarrollo del Rocket Drone fue un proyecto secreto que tomó un año de arduo trabajo. Para lograrlo, Red Bull Racing contactó a Ralph Hogenbirk, un ingeniero y piloto de drones en Dutch Drone Gods, para retarlo a un desafío aparentemente imposible: crear un dron capaz de igualar la velocidad y agilidad de un auto de Fórmula 1 durante una carrera.

La tarea no fue fácil. Aunque existen numerosos drones rápidos en el mercado, ninguno había logrado combinar la velocidad con la capacidad de seguir las intrincadas curvas de un circuito de carreras. El principal obstáculo radicaba en el peso adicional de una cámara de alta resolución, necesaria para capturar imágenes de calidad durante el vuelo.

El dron alcanzó una velocidad de 350 Km/h, superando la aceleración de un auto de F1. (Red Bull)
El dron alcanzó una velocidad de 350 Km/h, superando la aceleración de un auto de F1. (Red Bull)

Para superar este desafío, el equipo de desarrollo se centró en optimizar la aerodinámica y reducir al máximo el peso del dron. Se utilizaron técnicas avanzadas de diseño, incluyendo la impresión 3D y la colaboración con proveedores especializados, para crear componentes ligeros pero robustos, que permitieran al dron mantener su velocidad y maniobrabilidad.

El resultado: el Rocket Drone alcanza una velocidad máxima de 350 km/h y puede acelerar de 0 a 300 en tan solo 2 segundos, superando incluso a los autos de Fórmula 1 en términos de aceleración. Con menos de 1 kg de peso, el dron está equipado con una cámara de alta resolución que puede grabar en 4K/60 FPS y 5K/30 FPS, con una profundidad de color de 10 bits, garantizando imágenes nítidas y detalladas durante todo el vuelo.

Pero el éxito del dispositivo va más allá querer competir contra un auto como el de Verstappen. Su verdadero valor radica en su potencial para transformar las retransmisiones deportivas, ofreciendo a los espectadores una nueva perspectiva inmersiva en las carreras de Fórmula 1. Con la capacidad de seguir de cerca a los autos que van a una alta velocidad y que realizan giros drásticos en pocos segundos.

“Para mí, es parecido a conducir un auto rápido, tienes que concentrarte en lo que haces y no pensar en la velocidad a la que vas. Sé que, si voy más rápido, los controles cambian y se vuelven más sensibles, así que debo tenerlo en cuenta para pilotar el dron correctamente. Por lo demás, solo respondo a lo que hace el coche, centrándome en mantenerlo en cuadro”, dijo Ralph Hogenbirk, el ingeniero y piloto detrás del proyecto.

El dron alcanzó una velocidad de 350 Km/h, superando la aceleración de un auto de F1. (Red Bull)
El dron alcanzó una velocidad de 350 Km/h, superando la aceleración de un auto de F1. (Red Bull)

WhatsApp estará en la Fórmula 1

Mercedes y WhatsApp anunciaron un acuerdo para que el ícono de la plataforma estuviera presente en el volante de los dos pilotos del equipo: Hamilton y George Russell. Sin embargo, esto no quiere decir que las comunicaciones entre los ingenieros del equipo y los pilotos se vaya a hacer a través de la aplicación.

Según información proporcionada por la propia Mercedes, el botón de la aplicación en el volante no alterará la función primaria de comunicación entre los pilotos y su equipo de ingenieros a través de la radio.

En su lugar, el botón mantendrá su función original, pero ahora lucirá el distintivo color verde característico de la app junto al icono de la aplicación en color blanco. Esta decisión forma parte de un acuerdo comercial entre Mercedes AMG F1 y la compañía de Mark Zuckerberg, por lo que es una elección directamente de marketing.