Lanzan juguete sexual que vibra al ritmo de la música

La música que escuches puede dirigir el alcance del orgasmo y del placer sexual

Compartir
Compartir articulo
El vibrador permite estimular distintos organos sensitivos como el clítoris siguiendo una canción o una lista de reproducción. (Imagen Ilustrativa Infobae)
El vibrador permite estimular distintos organos sensitivos como el clítoris siguiendo una canción o una lista de reproducción. (Imagen Ilustrativa Infobae)

La industria del bienestar sexual ha registrado un notorio avance con la introducción de Siri 3. Este reciente lanzamiento ha capturado la atención por su característica revolucionaria: la habilidad de estimular el clítoris al responder a estímulos sonoros, abriendo así un nuevo horizonte en la búsqueda del placer sexual.

Este dispositivo utiliza una tecnología de detección de sonido a través de un micrófono integrado, lo que le permite vibrar al ritmo de diversos sonidos ambientales, como música, la voz de una pareja o incluso los suspiros del usuario, proporcionando una experiencia incomparable en el camino hacia el orgasmo.

Este desarrollo fue hecho por la empresa LELO que integró distintos aspectos de percepción de los usuarios y su interacción con el entorno, junto con la pregunta básica de cómo adaptar un juguete sexual a la rutina diaria y que no sea semejante a otros en el mercado.

La búsqueda del orgasmo con la música

El vibrador sigue el ritmo de los sonidos, combinando una experiencia sexual entre lo sensitivo y sonoro. (Foto: tomado de la página oficial de LELO)
El vibrador sigue el ritmo de los sonidos, combinando una experiencia sexual entre lo sensitivo y sonoro. (Foto: tomado de la página oficial de LELO)

La inspiración detrás de Siri 3 se encuentra en una teoría emergente de la Universidad Northwestern de Chicago que propone al ritmo del sonido, que puede ser de distintas formas, no solo musical, como un componente fundamental para alcanzar el orgasmo.

Esta teoría expone una relación intrínseca entre el placer sexual y los ritmos musicales, argumentando que el orgasmo comparte similitudes con un estado de trance alcanzado a través de la sincronización de movimientos y sonidos.

Según estudios, melodías con tempos alrededor de 119 pulsos por minuto son percibidas como especialmente sensuales, lo que ha llevado a la creación de listas de reproducción diseñadas para mejorar la experiencia sexual, que se ven en distintas páginas de reproducción musical.

Siri 3 sobresale no solo por su capacidad de captar sonidos, sino también por ofrecer hasta 10 ajustes de vibración distintos, desde suaves cosquilleos hasta pulsos intensos.

Está fabricado con silicona de alta calidad, proporcionando una sensación suave y agradable al tacto, además de ser resistente al agua, lo que garantiza una experiencia segura y placentera en diversos entornos como espacios privados como la ducha o públicos como la playa.

El vibrador va al ritmo de la canción preferida y las pulsaciones que lo requiera.  (Imagen Ilustrativa Infobae)
El vibrador va al ritmo de la canción preferida y las pulsaciones que lo requiera. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Responde a la necesidad sexual de los usuarios

La decisión de LELO de introducir el reconocimiento de sonido en Siri 3 se basó en una encuesta realizada por la compañía, donde un 43 % de los participantes expresaron su interés en juguetes sexuales que incorporaran elementos musicales en la experiencia sexual.

Este dato refleja una tendencia creciente entre los consumidores por explorar nuevas dimensiones del placer sexual, fusionando la música y el sonido como pilares fundamentales de la intimidad, ya sea individual o en pareja.

También, evidencia u mercado que todavía hace falta explorar donde cada cierto tiempo van saliendo nuevos dispositivos para satisfacer distintas necesidades humanas en las cuales resaltan la sexualidad.

El lanzamiento de Siri 3 no solo marca un avance tecnológico en el campo de los juguetes sexuales, sino que también resalta el deseo de los consumidores por experiencias más ricas y personalizadas.

El juguete sexual se puede usar en espacios abiertos o cerrados dependiendo el gusto de cada persona. (Imagen ilustrativa Infobae)
El juguete sexual se puede usar en espacios abiertos o cerrados dependiendo el gusto de cada persona. (Imagen ilustrativa Infobae)

La tecnología y el placer sexual trabajan de la mano

A medida que la sociedad avanza hacia una comprensión más amplia del bienestar sexual, productos de esta índole se posicionan en la vanguardia de esta evolución, promoviendo una narrativa, donde el placer se concibe como una experiencia multisensorial y profundamente conectada con la música y el sonido.

Este producto es un testimonio de la industria tecnológica por seguir empujando los límites de lo que es posible en el bienestar sexual.

Al integrar la música y los sonidos ambientales en la experiencia sexual, se propone a los usuarios a explorar nuevas rutas hacia el placer, marcando así una nueva tendencia en la interacción humana con la tecnología erótica.