Tesla Model Y: todas las novedades que se conocen de la versión que saldrá en 2025

La empresa de Elon Musk incluiría controles hápticos para realizar los cambios en el vehículo

Compartir
Compartir articulo
El Tesla Model Y podría no tener un aumento en su nueva versión y por eso estaría usando modelos de baterías actuales. (REUTERS)
El Tesla Model Y podría no tener un aumento en su nueva versión y por eso estaría usando modelos de baterías actuales. (REUTERS)

Después de meses de especulación y rumores, finalmente se conocieron detalles del lanzamiento de una nueva versión del Tesla Model Y, que fue uno de los grandes éxitos en ventas de la compañía desde su estreno en 2019.

Este SUV crossover compacto totalmente eléctrico, tendrá un nuevo modelo en 2025, y por eso se ha generado una gran expectativa por los cambios que tendrá y la inclusión de nuevas funciones, de las que por ahora se conocen ciertas filtraciones.

Lo que se sabe del próximo Tesla Model Y

La historia de este lanzamiento nace con los primeros indicios del “Proyecto Juniper”, una renovación planificada para el Model Y que originalmente se esperaba para años anteriores.

Sin embargo, los últimos rumores apuntan a un retraso en el cronograma, postergando la llegada de esta nueva generación hasta el año 2025. Algo que cambia los planes de la compañía, que esperaba llevarlo primero Asia y Europa, para luego lanzarlo en Norteamérica en la segunda mitad de 2024.

El Tesla Model Y podría no tener un aumento en su nueva versión y por eso estaría usando modelos de baterías actuales. (REUTERS)
El Tesla Model Y podría no tener un aumento en su nueva versión y por eso estaría usando modelos de baterías actuales. (REUTERS)

Este cambio en los planes podría haberse dado por una revisión más profunda del diseño y las características de la revisión del vehículo, que se fue el auto más eléctrico más vendido en 2023 en el mundo, algo que también habría motivo la decisión de la compañía de Elon Musk para no cruzar a los dos modelos.

Una de las modificaciones más esperadas es el cambio en el diseño interno y externo del carro. En el aspecto exterior, se espera una actualización inspirada en el exitoso Model 3 Highland, con cambios en el frontal y la parte trasera para mejorar la aerodinámica y la eficiencia. Con faros más pequeños, un parachoques más aerodinámico y una modificación en el tamaño del área frontal.

En cuanto al interior, el Tesla Model Y del año 2025 tendría una experiencia de conducción completamente renovada. Se especula de la eliminación de acabados de madera en el salpicadero y las puertas, mientras que se espera la inclusión de una tira LED que recorre todo el habitáculo del vehículo.

Se espera que los materiales utilizados den al auto un aspecto más premium, manteniendo el minimalismo característico de la marca. También se habla de la presencia de una pantalla frontal multitáctil de 15 pulgadas, así como una segunda pantalla de 10 pulgadas en la segunda fila de asientos.

El Tesla Model Y podría no tener un aumento en su nueva versión y por eso estaría usando modelos de baterías actuales. (REUTERS)
El Tesla Model Y podría no tener un aumento en su nueva versión y por eso estaría usando modelos de baterías actuales. (REUTERS)

Una de las características más llamativas del nuevo Tesla Model Y será la ausencia total de palancas. Las funciones de los intermitentes y cambio de marchas se realizarán mediante botones hápticos y controles en pantalla, lo que dará una experiencia de conducción más intuitiva. Además, se espera una mejora en el sistema de amortiguación y una mayor comodidad para los pasajeros.

En cuanto al rendimiento y la autonomía, se ha hablado de que esta nueva versión mantenga las baterías utilizadas actualmente, pero con mejoras en la aerodinámica y otras optimizaciones para aumentar la autonomía del vehículo.

Aunque se han rumoreado posibles cambios en las baterías, parece que Tesla optará por mantener las actuales para continuar con los costos bajos y no impactar en el precio de venta del vehículo. Sin embargo, se espera que el aumento en la eficiencia del vehículo compense cualquier falta de avance en este aspecto.

En cuanto al precio, Tesla aún no ha anunciado cifras concretas, pero se espera que mantenga un valor similar al del modelo actual, siguiendo la estrategia de la compañía de ofrecer vehículos de alta calidad a precios competitivos, como sucedio con el Model 3 Highland. A pesar de los rumores de un posible aumento de precio, las filtraciones apuntan a que la empresa no lo hará.