Los nueve consejos de tecnología que te ayudarán a bajar lo que pagas por energía

Un consumo responsable es fundamental no solo para la reducción de la factura mensual, sino también para disminuir la emisión de gases contaminantes

Compartir
Compartir articulo
Las aplicaciones pueden ser grandes aliadas para controlar y reducir el consumo energético de los hogares. (Samsung)
Las aplicaciones pueden ser grandes aliadas para controlar y reducir el consumo energético de los hogares. (Samsung)

Tener conciencia del consumo energético del hogar y tomar medidas de ahorro, es clave no solo para la reducción de costos en las facturas de servicios mensuales, además es una acción esencial para disminuir la demanda de combustibles fósiles que requiere la producción de electricidad.

Es por ello que una reducción en este indicador tiene un impacto directo en la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

De acuerdo con estudios realizados por el Banco Mundial, en las zonas metropolitanas de los países más avanzados, se ha identificado un desperdicio de energía que alcanza hasta el 98% de la totalidad producida.

Mientras que la composición de la energía utilizada se desglosa en un 31% derivado del petróleo, un 26% de carbón y un 23% de gas, lo que subraya la importancia de fomentar el uso de fuentes renovables y medidas de conservación.

En este contexto, se vuelve crucial adoptar estrategias de ahorro energético en el hogar, considerando que este constituye uno de los principales frentes de consumo y, por ende, uno de los espacios más propicios para implementar cambios significativos que contribuyan a la reducción del consumo.

Es por ello que estos nueve consejos de tecnología funcionan para pagar menos y también evitar el uso ineficiente de los recursos energéticos.

1. Utilizar apps de consumo energético

SmartThings permite a los usuarios tener el control total de los dispositivos inteligentes que están en una casa. (Samsung)
SmartThings permite a los usuarios tener el control total de los dispositivos inteligentes que están en una casa. (Samsung)

Tener una app que permita controlar y monitorear el consumo resulta ser de mucha ayuda al momento de ahorrar electricidad en el hogar.

Por ejemplo, la aplicación SmartThings permite a los usuarios tener el control total de los dispositivos inteligentes que están en una casa como luces, termostatos, cámaras de seguridad y electrodomésticos.

La herramienta analiza los datos de consumo de cada uno de estos aparatos y ofrece al usuario consejos para reducir el uso de electricidad y disminuir la huella de carbono.

Además, incorpora la inteligencia artificial para analizar los datos proporcionados por la monitorización de los dispositivos con el objetivo de automatizar ciertas acciones relacionadas con la eficiencia energética.

2. Desconectar los aparatos electrónicos

Algunos dispositivos eléctricos gastan energía incluso si están desconectados. (Jesús Avilés/Infobae)
Algunos dispositivos eléctricos gastan energía incluso si están desconectados. (Jesús Avilés/Infobae)

Así estén apagados, los electrodomésticos conectados a la corriente eléctrica pueden usar hasta un 10 % del consumo normal en funcionamiento.

También es altamente recomendable apagar los monitores de las computadoras, porque ademàs de proteger al equipo, resulta ser una forma de economizar y contribuir con el medio ambiente.

3. Utilizar luces LED

Utilizar focos ahorradores que, aunque parecen más caros en primera instancia, representan una ventaja costo-beneficio a largo plazo. (Reuters)
Utilizar focos ahorradores que, aunque parecen más caros en primera instancia, representan una ventaja costo-beneficio a largo plazo. (Reuters)

Este tipo de bombillos consume entre seis y siete veces menos que uno tradicional y duran más tiempo. El ahorro total de energía en una casa con este tipo de iluminación puede ser del 80 %.

También es bueno aprovechar la luz natural en casa y utilizar focos ahorradores que, aunque parecen más caros en primera instancia, representan una ventaja costo-beneficio a largo plazo.

4. Abrir la puerta del refrigerador solo cuando sea necesario

Es recomendable no abrir constantemente la puerta de la nevera. (YouTube: Whirlpool España)
Es recomendable no abrir constantemente la puerta de la nevera. (YouTube: Whirlpool España)

Cada vez que se abre la puerta, sale aire frío y entra aire caliente. Para compensar el aumento de temperatura en su interior, la nevera debe utilizar energía para volver a bajar la temperatura.

Se recomienda evitar abrir la puerta innecesariamente y durante largo tiempo, puesto que este electrodoméstico es uno de los que más energía consumen en el hogar, debido a que siempre está conectado.

5. Apagar el aire acondicionado cuándo no se está en casa

Las altas temperaturas aumentan el uso de electrodomésticos como refrigeradoras, ventiladores y aire acondicionado, lo que puede afectar las finanzas personales si no se adoptan prácticas eficientes.
Las altas temperaturas aumentan el uso de electrodomésticos como refrigeradoras, ventiladores y aire acondicionado, lo que puede afectar las finanzas personales si no se adoptan prácticas eficientes.

En ciudades con temperaturas altas, existe una alta demanda de electricidad para enfriar los espacios. Por lo que su uso debería darse solamente cuando están los habitantes de la vivienda.

También se sugiere que se opte por abrir puertas y ventanas para que el aire circule libremente. Según la Agencia Internacional de Energía, en 2050 se triplicará la demanda mundial de energía para este uso.

6. Renovar los electrodomésticos

Se recomienda emplear electrodomésticos energéticamente eficientes identificados por la etiqueta A+. (LG)
Se recomienda emplear electrodomésticos energéticamente eficientes identificados por la etiqueta A+. (LG)

Los aparatos eléctricos más avanzados tienen un consumo más eficiente de energía, lo que supone más ahorro y menos impacto para el medioambiente, entre otras ventajas.

Emplear electrodomésticos identificados por la etiqueta A, es una buena manera para diferenciar los aparatos que consumen menos energía de los que consumen más

7. Optar por energías limpias

Los paneles solares son una buena forma emplear energías renovables. (REUTERS/Bruno Kelly)
Los paneles solares son una buena forma emplear energías renovables. (REUTERS/Bruno Kelly)

Los paneles solares son una excelente opción para ahorrar energía eléctrica en casa. Estos dispositivos convierten la energía del sol en electricidad que puede ser utilizada para alimentar los electrodomésticos y otros aparatos eléctricos en el hogar.

La instalación de paneles solares puede parecer costosa en un principio, pero a largo plazo, los ahorros pueden ser significativos y es una inversión que vale la pena considerar.

8. Disminuir el uso de ciertos electrodomésticos

Es importante utilizar la lavadora solo cuando esté llena. (IA Infobae)
Es importante utilizar la lavadora solo cuando esté llena. (IA Infobae)

La utilización moderada de electrodomésticos como la lavadora, la plancha y el horno de microondas puede generar un impacto positivo.

También pude ser útil tomar duchas breves que no solo ahorrarán gas, sino también agua, lavar con agua fría y solo utilizar la lavadora cuando esté llena.

9. Termostatos inteligentes para controlar el consumo de energía

Los termostatos inteligentes son una tecnología que permite controlar la temperatura del hogar de manera eficiente y en función de las preferencias y horarios de cada usuario.