Por qué salió Sam Altman de OpenAI: este habría sido el motivo real

Nuevos detalles sugieren que el ejecutivo intentó “manipular” las opiniones de miembros de la junta

Compartir
Compartir articulo
Tras su destitución, se especuló que Sam Altman había sido poco transparente con la junta de OpenAI. (REUTERS/Carlos Barria)
Tras su destitución, se especuló que Sam Altman había sido poco transparente con la junta de OpenAI. (REUTERS/Carlos Barria)

El escándalo generado por el despido y posterior restitución de Sam Altman como CEO de OpenAI continúa y se han revelado nuevos detalles de lo que sería el motivo que llevó a la junta de ejecutivos a decidir expulsar al cofundador de la compañía.

Desde que se hizo pública la noticia del despido de Altman, a mediados del mes de noviembre del año 2023, diversos medios, trabajadores de OpenAI y seguidores del empresario se mostraron escépticos respecto a una parte de la declaración de la compañía que intentó explicar la decisión: el empresario habría sido “poco transparente en sus comunicaciones con la junta”.

Pese a que inicialmente se reportó que el motivo del despido habría sido el supuesto hallazgo de una inteligencia artificial con potencial destructivo, la revista The New Yorker indicó que esto haría referencia a las actitudes “manipuladoras y conspirativas” de Altman y que habrían pretendido manipular a la junta para que expulsen a una de sus miembros: Helen Toner.

La ejecutiva, que a su vez ejerce como la directora de estrategia y becas de investigación en el Centro de Seguridad y Tecnología Emergente de la Universidad de Georgetown, habría llamado la atención de Altman al presentarse como coautora de una investigación en la que se indica que las empresas pueden mostrar su compromiso con la seguridad de los usuarios por medio de palabras y acciones que el empresario consideró “costosas”.

Un artículo coescrito por Helen Toner desencadenó tensiones con Altman por sus implicaciones en seguridad de IA. (REUTERS/Dado Ruvic)
Un artículo coescrito por Helen Toner desencadenó tensiones con Altman por sus implicaciones en seguridad de IA. (REUTERS/Dado Ruvic)

En particular, Toner indicó que una compañía se puede mostrar más comprometida a promover la seguridad de los usuarios si demora el lanzamiento de una inteligencia artificial hasta que aparezca un producto con capacidades similares. Esto en lugar de anunciar la llegada de una IA de la forma que hace OpenAI y que genera un estímulo frenético en los usuarios.

La publicación de The New Yorker afirma que, pese a que Toner llegó a disculparse ante la junta por el artículo científico que ayudó a escribir, Altman empezó a acercarse a miembros de la junta por separado para “enfrentarlos entre sí mintiendo sobre lo que otras personas pensaban”.

A raíz de esto, y luego de que Altman fuera separado de OpenAI, Microsoft tuvo diferentes pronunciamientos al respecto por medio de sus ejecutivos. En particular, el director de operaciones de la compañía, Brad Lightcap, ya había indicado que la decisión de la empresa de inteligencia artificial no se debía a “malas prácticas o cualquier cosa relacionada con nuestras prácticas financieras, comerciales, de seguridad o de protección/privacidad”.

Lightcap indicó que el motivo principal se debió a una “falla en la comunicación entre Sam y la junta directiva”, algo que fue replicado por el presidente de Microsoft, Brad Smith, en conversación con Reuters, que consideró que existía una “diferencia entre la junta, pero no tuvo nada que ver con una preocupación de ese tipo (la aparición de una inteligencia artificial con potencial destructivo)”.

El presidente de Microsoft, Brad Smith, descartó que la separación de Altman y OpenAI se debiera a prácticas de seguridad inadecuadas. (REUTERS/Lindsey Wasson)
El presidente de Microsoft, Brad Smith, descartó que la separación de Altman y OpenAI se debiera a prácticas de seguridad inadecuadas. (REUTERS/Lindsey Wasson)

El mensaje del CEO de Microsoft sobre la situación

Por su parte, el CEO de Microsoft, Satya Nadella, se pronunció en su cuenta oficial de X (red social antes conocida como Twitter) en la que dedicó palabras de agradecimiento al equipo de ambas compañías para superar los problemas en los que se vieron envueltas.

“El mayor privilegio de mi trabajo es trabajar con personas impulsadas por una misión”, aseguró en la aplicación. Además, indicó que aún durante el periodo en el que Altman dejó OpenAI, los trabajadores de la compañía mantuvieron “la calma y la determinación de impulsar su misión a pesar de todo lo que sucedía a su alrededor”.

Por otro lado, el ejecutivo de Microsoft también aseguró que en la compañía que dirige se enfocó principalmente en el servicio a sus clientes y socios principales.

“Gracias por su determinación y por el trabajo que realizan cada día para hacer avanzar la IA de manera segura y responsable y distribuir sus beneficios a toda la humanidad”, afirmó Nadella en la publicación a la que contestaron tanto Maggie Hott (GTM Leadership en OpenAI) y Michael Schade (lider de proyectos estratégicos de OpenAI).