La verdad de la foto viral del vestido de novia, la inteligencia artificial hizo de las suyas con un iPhone

La imagen de una joven frente a varios espejos probándose un vestido parece un fallo en la Matrix

Compartir
Compartir articulo
Luego de la confusión que causó en las historias, la novia subió la foto a su feed. (Instagram: wheatpraylove)
Luego de la confusión que causó en las historias, la novia subió la foto a su feed. (Instagram: wheatpraylove)

Tessa Coates conduce un podcast y es escritora, además está próxima a casarse. Ha compartido parte de los preparativos en su perfil de Instagram y como en muchos casos, el vestido de la novia se vuelve uno de los temas más hablado.

No obstante, para Coates su vestido no ha sido el centro de debate, hace poco en sus historias, compartió una imagen donde lo llevaba puesto y estaba parada al frente de dos espejos.

A simple vista no ocurre nada, pero basta verla un par de segundos para notar que la foto parece que rompiera la Matrix o que fuera sacada de un episodio de Black Mirror.

Es que la escritora está posando diferente a como se alcanza a visualizar en sus reflejos. Para notar esta “falla de la Matrix” se debe ver con atención la posición de sus manos.

La polémica por el vestido de la podcaster también dio espacio a algunos comentarios curiosos. (infobae)
La polémica por el vestido de la podcaster también dio espacio a algunos comentarios curiosos. (infobae)

Tras la polémica, Coates subió la fotografía a su feed y la acompañó con este texto: “Esta es una foto real, no retocada con Photoshop, ni panorámica, ni Live Photo. Por favor disfruten este fallo en la matriz/foto que casi vomito en la calle”.

En realidad, no se trata de un episodio de ciencia ficción de alguna serie. Todo apunta a que podría ser un fallo de la inteligencia artificial integrada en la cámara del celular con que se tomó la foto.

Fotografía computacional, la posible razón

En primer lugar, se sabe que la foto fue tomada con un iPhone dado que la misma Coates mencionó la función de Live Photo la cual está presente en celulares Apple. Igualmente, se sabe que tampoco fue retocada.

Ahora bien, hay que recordar que Apple lleva bastante tiempo aplicando fotografía computacional en la captura de imágenes del iPhone.

Cuando lanzaron el iPhone 11, los de Cupertino introdujeron una tecnología llamada Deep Fusion, cuyo objetivo no solo era mejorar la calidad de las fotos en condiciones de baja iluminación. También pretendían capturar mejor los colores y las texturas, y que el resultado final fuera más nítido en general.

La fotografía computacional llegó a Apple con el iPhone 11. (Apple)
La fotografía computacional llegó a Apple con el iPhone 11. (Apple)

¿Cómo lo hacían? La cámara tomaba múltiples fotos de la misma escena (algunas, incluso, antes de que el usuario presionara el botón de captura) implementando distintas exposiciones y parámetros, para unirlas automáticamente con inteligencia artificial.

En 2022, con motivo del lanzamiento del iPhone 14, Apple introdujo una versión optimizada de esta tecnología denominada Photonic Engine, la cual funcionaba de forma similar a Deep Fusion, ya que también realizaba varias capturas y las unificaba para ofrecer un mejor resultado posible en una sola imagen.

Sin embargo, Photonic Engine usa imágenes sin comprimir, y el proceso se inicia antes. Así lo explicó Apple en su lanzamiento:

Photonic Engine permite este espectacular aumento en la calidad al aplicar Deep Fusion en una fase más temprana del proceso de creación de imágenes para ofrecer detalles extraordinarios y preservar texturas sutiles, proporcionar mejor color y mantener más información en una fotografía”.

Si bien no se sabe con qué modelo de iPhone se tomó la imagen de la novia, se podría indicar que el fallo de las distintas poses entre Coates y sus reflejos en los espejos es una confusión de la función Photonic Engine o Deep Fusion, como se desee llamarla.

Apple nombró Deep Fusion y Photonic Engine a sus tecnologías relacionadas con fotografía computacional. (Apple)
Apple nombró Deep Fusion y Photonic Engine a sus tecnologías relacionadas con fotografía computacional. (Apple)

En conclusión, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático aplicados a la fotografía computacional de Apple todavía no pueden distinguir con claridad las escenas con espejos.

La tecnología asimiló que había tres personas diferentes en la fotografía y no solo una reflejándose en dos espejos. Así, en la ráfaga que el iPhone capturó se seleccionó automáticamente la mejor versión de cada una de las “variantes” de la novia antes de unificarlas en la foto que se volvió viral.