Este hombre perdió su Apple Watch en un lago, lo encontró tres meses después y sigue funcionando

El reloj está diseñado inicialmente para soportar solo 30 minutos bajo el agua

Compartir
Compartir articulo
El reloj encontrado solo tenía golpes en los marcos y en la pantalla. (Unsplash)
El reloj encontrado solo tenía golpes en los marcos y en la pantalla. (Unsplash)

Un hombre de Los Ángeles, Estados Unidos, recuperó su Apple Watch Ultra tras haberlo perdido en un lago de Texas tres meses antes. El reloj estuvo sumergido a una profundidad de aproximadamente 9 metros y se encontraba totalmente sucio, pero para sorpresa de él aún se funcionaba normalmente.

Amir Noorani, el usuario protagonista de esta historia, contó a 9to5Mac que estaba nadando en el lago Travis, en Austin, cuando accidentalmente se le cayó el reloj. El dispositivo estaba sujeto a su muñeca con una correa de silicona, que no es tan resistente como las correas diseñadas específicamente para el Apple Watch Ultra y por ese motivo se le habría zafado en el agua.

El hombre intentó recuperar el reloj inmediatamente, pero no tuvo éxito, así que contrató a un buzo para que lo buscara, pero tampoco pudieron hallarlo en ese momento. El siguiente paso fue activar la función Lost Mode en su Apple Watch a través de la aplicación Find My en su iPhone.

Esta opción muestra un mensaje en la pantalla del reloj con información de contacto del propietario, lo que le permitió recuperar el dispositivo, ya que tres meses después Noorani recibió la llamada de un buzo que había encontrado el accesorio en el lago Travis como parte de una búsqueda de objetos perdidos.

Después de recibir el reloj, el hombre lo puso a cargar durante varios días. La sorpresa se la llevó cuando finalmente decidió encenderlo y estaba funcionando perfectamente.

El reloj encontrado solo tenía golpes en los marcos y en la pantalla. (9to5Mac)
El reloj encontrado solo tenía golpes en los marcos y en la pantalla. (9to5Mac)

La inesperada resistencia del Apple Watch

El Apple Watch Ultra es el reloj más resistente de Apple. Tiene una clasificación de resistencia al agua de 100 metros, lo que significa que puede soportar la presión del agua a esa profundidad.

El dispositivo está fabricado con materiales resistentes a la corrosión, como el titanio, pero únicamente podría soportar estar sumergido durante 30 minutos. Por lo que sorprendente que aún funcione después de tres meses en el agua.

Noorani asegura que al principio el reloj no encendía y por ese decidió dejarlo cargando durante unos días, sin importar que la espera fuera más larga. Además, en imágenes compartidas se ve que sí hubo daños físicos en el marco y en la pantalla, seguramente producto por la corrosión del agua y algunos golpes con objetos en el lago.

Aunque nada garantiza que el dispositivo pueda tener afectaciones con el tiempo, es un caso real de las ventajas que ofrece la constante evolución de los productos al mejorar sus materiales de construcción, su protección interna y la resistencia a elementos peligrosos para ellos, como el caso del agua.

El reloj encontrado solo tenía golpes en los marcos y en la pantalla. (9to5Mac)
El reloj encontrado solo tenía golpes en los marcos y en la pantalla. (9to5Mac)

Cómo saber que un dispositivo es resistente al agua y polvo

La manera en la que se ‘mide’ esa resistencia es a través de la certificación IP, que es otra de las características con las que hoy se lanzan los teléfonos y que vale la pena tener presente. Esta información es acompañada de dos números, que indican los niveles de resistencia.

El primer número de la certificación IP se relaciona con la resistencia contra objetos sólidos y polvo. Cuanto más alto sea este número, mayor será la defensa contra elementos externos. Así funcionan:

- IP 0x: Ninguna protección, por lo que todos los elementos externos pueden ingresar.

- IP 1x: Protección contra cuerpos sólidos de dimensiones superiores a 50 mm. Ideal para evitar que objetos grandes.

- IP 2x: Protección contra cuerpos sólidos de dimensiones superiores a 12 mm.

- IP 3x: Protección contra cuerpos sólidos de superiores a 2.5 mm.

- IP 4x: Protección contra cuerpos sólidos de dimensiones superiores a 1 mm. Asegura que las partículas más pequeñas no ingresen.

- IP 5x: Protección contra el polvo.

- IP 6x: Protección total contra el polvo, siendo el nivel más alto.

Por otro lado, el segundo número en la certificación IP se centra en la defensa contra líquidos y agua. Así funciona:

- IP x0: Ninguna protección.

- IP x1: Protección contra la caída vertical de gotas de agua. Protege contra lluvias repentinas.

- IP x2: Protección contra la caída de gotas de agua con una inclinación máxima de 15 grados. Ideal para salpicaduras accidentales.

- IP x3: Protección contra agua nebulizada en un ángulo de hasta 60 grados, con un promedio de 11 litros por minuto.

- IP x4: Protección contra chorros de agua desde cualquier ángulo, con un promedio de 10 litros por minuto.

- IP x5: Protección contra chorros de agua desde cualquier ángulo, con un promedio de 12.5 litros por minuto.

- IP x6: Protección contra chorros de agua potentes, a razón de 100 litros por minuto desde cualquier ángulo.

- IP x7: Protección contra inmersión temporal en agua, como una piscina o la caída al inodoro.

- IP x8: Protección contra inmersión prolongada en agua.

- IP 9K: Protección contra potentes chorros de agua a alta temperatura (80°C) y alta presión.