Los números de X siguen cayendo a un año de la llegada de Elon Musk

La aplicación ha reducido su cantidad de usuarios activos en dispositivos móviles y en la versión web

Compartir
Compartir articulo
Elon Musk, Chief Executive Officer of SpaceX and Tesla and owner of X, formerly known as Twitter,  attends the Viva Technology conference dedicated to innovation and startups at the Porte de Versailles exhibition centre in Paris, France, June 16, 2023. REUTERS/Gonzalo Fuentes
Elon Musk, Chief Executive Officer of SpaceX and Tesla and owner of X, formerly known as Twitter, attends the Viva Technology conference dedicated to innovation and startups at the Porte de Versailles exhibition centre in Paris, France, June 16, 2023. REUTERS/Gonzalo Fuentes

El primer aniversario de Elon Musk al frente de X está cerca. Bajo su liderazgo, la aplicación dejó de llamarse Twitter y ha tenido una larga lista de cambios. Sin embargo, nada de eso ha evitado que las cifras de tráfico sigan cayendo con el paso de los días.

Un informe de SimilarWeb dejó en evidencia que la aplicación ha perdido un 14% de tráfico en el último año. Y en comparación con el grupo de las ocho redes sociales más importantes es, junto a Facebook, la única que han reportado una disminución en el flujo de usuarios.

Aunque X aún se ubica entre las redes sociales más visitadas, se encuentra en un segundo plano en el grupo de aplicaciones que los estadounidenses llevan en sus dispositivos móviles, con menos de 100 millones de usuarios activos mensuales combinados de iOS y Android. La caída interanual en estos dispositivos fue del 17,8 % en EE. UU. y en todo el mundo del 14,8 %.

La guerra con los medios de comunicación

A principios de 2023, Elon Musk decidió etiquetar a perfiles de empresas como la BBC o RTVE como “medios afiliados al Estado” o “medios financiados por el gobierno”. Aunque posteriormente se retractó de esta decisión tras una reacción generalizada, la disputa con los medios de comunicación continuó.

En agosto pasado, se descubrió que X estaba limitando el tráfico a sitios web que no eran del agrado del empresario, incluyendo a destacados medios de comunicación como el New York Times. Una situación que podría tener un impacto negativo en la utilidad de X como fuente de noticias.

Fotografía de archivo de un usuario con un teléfono móvil que muestra el logotipo 'X' frente a la página de Elon Musk. EFE/ Etienne Laurent
Fotografía de archivo de un usuario con un teléfono móvil que muestra el logotipo 'X' frente a la página de Elon Musk. EFE/ Etienne Laurent

Musk ha implementado cambios significativos en la plataforma, como la eliminación de los titulares de vista previa de artículos de noticias que los usuarios publican. Aunque el dueño de la plataforma ha argumentado que esta medida mejorará la estética de la plataforma, ha sido vista por algunos medios, como The Guardian, como una acción hostil.

A pesar de los desafíos de X en cuanto a su tráfico y la disputa con los medios, la popularidad personal de Elon Musk en la plataforma ha crecido. El empresario era uno de los usuarios más populares de Twitter antes de adquirirla, y desde entonces, ha visto un aumento en la audiencia de su perfil.

El dueño de Tesla se ha involucrado activamente en la plataforma y se ha encargado de hacer anuncios de cambios importantes. Según informes, los ingenieros de la compañía incluso crearon un sistema especial destinado a potenciar los tuits del magnate de forma artificial. A pesar de un primer año problemático, SimilarWeb informa que el tráfico a su perfil de redes sociales continúa aumentando.

FILE PHOTO: Elon Musk Twitter account is seen in this illustration taken July 24, 2023. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo
FILE PHOTO: Elon Musk Twitter account is seen in this illustration taken July 24, 2023. REUTERS/Dado Ruvic/Illustration/File Photo

La gestión de Twitter (X) bajo el liderazgo de Musk ha estado marcada por controversias. A pesar de contar con Linda Yaccarino como CEO, nombrada hace unos meses, Musk sigue liderando internamente y sus tuits continuos lo dejan claro.

Además, ha defendido políticas de “libertad de expresión absoluta”, lo que ha generado críticas sobre su postura ante la proliferación de retórica supremacista blanca y teorías de conspiración en la plataforma.

A pesar de los desafíos y las críticas, la audiencia de X ha disminuido, pero aún no ha desaparecido por completo. Musk ha expresado su visión de que la plataforma se convertirá en una “aplicación para todo”, destinada al comercio electrónico y transacciones financieras, más allá de la interacción en redes sociales. No obstante, la realización de esta visión sigue siendo incierta.

“Si Elon Musk quería generar tráfico en su perfil de redes sociales, seguramente debía haber una manera más barata y sencilla”, concluye el informe.