Productoras piden que inteligencia artificial que clona voces sea calificada como piratería

La Asociación de la Industria Discográfica de América considera que se vulnera el derecho de autor de artistas y sellos discográficos

Compartir
Compartir articulo
La Asociación de la Industria Discográfica de América considera que se vulnera el derecho de autor de artistas y sellos discográficos. (Imagen Ilustrativa Infobae)
La Asociación de la Industria Discográfica de América considera que se vulnera el derecho de autor de artistas y sellos discográficos. (Imagen Ilustrativa Infobae)

Desde que se la creación de música utilizando herramientas de inteligencia artificial se convirtió en una tendencia en redes sociales, la Asociación de la Industria Discográfica de América (RIAA), que agrupa a las productoras y empresas discográficas más grandes de Estados Unidos (como Warner o Sony), ha expresado abiertamente su posición en contra de este uso.

A raíz de esto habría pedido al gobierno estadounidense que se considere a estas herramientas digitales como una forma de piratería pues, a su parecer las voces de los artistas, que están siendo imitadas con esta tecnología, están siendo generadas luego de haber entrenado a estos sistemas con grabaciones oficiales generadas por las empresas musicales.

Esto se debe a que esas grabaciones son consideradas como propiedad de la disquera o productora y, por tanto, está protegida por las normas de derechos de autor. Su uso libre, aunque sea para generar música completamente diferente o en otros idiomas estaría prohibida a no ser que se aplique una licencia de uso, por lo que antes habría que pagar por ellas aunque sea para emplearlas como recurso de entrenamiento.

La Asociación envió una solicitud a la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR) en la que solicitó que el reporte de entidades que promueven la piratería incluya una nueva categoría en la que se indique que la inteligencia artificial que clona voces es una forma de generar piratería.

El usuario "ghostwriter" usó inteligencia artificial para crear una falsa canción de Drake y The Weekend y la subió a YouTube

De esta forma, las plataforma que faciliten la generación de esta actividad se verán obligadas a advertir a los usuarios que al hacer uso de ellas existe un riesgo potencial de infringir las normas de derechos de autor. Páginas web y servicios como AliExpress, WeChat, y The Pirate Bay están en esta lista desde hace años

La observación de la RIAA apunta específicamente a una página web llamada “voicify.ai”, que genera modelos de voces generadas con inteligencia artificial y ofrece la creación de covers de música “cantada” por personalidades famosas como Donald Trump, Ariana Grande, Kanye West, Bob Esponja, Lionel Messi, entre otros.

Según la RIAA, la inteligencia artificial en este servicio usa como insumo un video de YouTube y reemplaza las voces originales de los artistas con versiones los modelos generados por computadora para modificar el contenido de los temas.

“El año 2023 experimentó un aumento de clonación de voces generadas por inteligencia artificial y servicios que infringen no solo el derecho de los artistas, cuyas voces son imitadas, pero también de aquellos que poseen los derechos de las grabaciones en cada una de esos temas musicales”, indicó la Asociación de la Industria Discográfica de América.

Inteligencia artificial imita la voz de Chester Bennington para cantar Mi Corazón Encantado, de Dragon Ball GT

Canciones falsas son tendencia

La idea de crear música y usar las voces de artistas mundialmente conocidos para cantarlas llegó a un punto alto cuando un usuario conocido como “Ghostwriter977″ creó una falsa canción de Drake y The Weeknd por medio de herramientas de inteligencia artificial que generaron una base musical, letras y una imitación de las voces de los artistas.

La canción, que tenía por nombre “Heart on My Sleeve” se presentaba como una colaboración inédita entre ambos cantantes e incluso se le atribuyó a los dos en plataformas como Amazon, SoundCloud, Tidal, Deezer, Spotify, Apple Music, entre otras que luego debieron retirarlas al reconocer que esta canción oficialmente no existía.

Incluso llegó a generarse el rumor de que la canción estaría nominada a una categoría especial en los Premios Grammy, algo que finalmente fue desestimado pues, según lo que comentó el CEO de The Recording Academy, Harvey Mason Jr., “aunque fue escrita por un creador humano, las voces no se obtuvieron legalmente, las voces no fueron autorizadas por el sello ni por los artistas, y la canción no está disponible comercialmente”.