Demostración sobre el funcionamiento del 5G en el último congreso mundial de móviles
Demostración sobre el funcionamiento del 5G en el último congreso mundial de móviles

El 5G es en materia de conectividad el sucesor del 4G. Esta quinta generación permitiría alcanzar velocidades de 10 Gbps (10.000 Mbps). Para tener una dimensión de lo que esto significa, basta con repasar que en la Argentina la velocidad de descarga del 4G es de 12 Mbps y que el promedio mundial es de 16 Mbps. Y en el caso del 4G+ se puede llegar a velocidades de entre 100 y hasta 200 Mbps.

Esta nueva tecnología no solo permitirá alcanzar mayor velocidad de conexión (se podría descargar una película HD al teléfono en menos de tres segundos) sino que podrá soportar hasta 100 veces más dispositivos conectados que los que soporta el 4G.

También reduciría el consumo energético en hasta un 90% y, entre otras cosas, extendería la vida útil de las baterías.

Los requerimiento del 5G (Gemalto)
Los requerimiento del 5G (Gemalto)

Las aplicaciones

Estas bondades que promete el 5G tendrán relevancia, sobre todo, en la internet de las cosas. Para que todos los dispositivos del hogar estén conectados y "dialoguen" entre sí sin interferencias es trascendental el arribo de esta nueva tecnología.

También será fundamental para las industrias porque reduce a apenas un milisegundo la latencia (el tiempo que transcurre entre que se emite una orden y se ejecuta la respuesta). En el caso del 4G es de 100 milisegundos.

Esta capacidad de respuesta súper rápida será vital -por ejemplo- para los vehículos conectados, donde una demora en la comunicación podría llegar a significar un accidente mortal.

Todo esto, a su vez, tendrá una repercusión económica: según Ericsson y IHS Markit, cerca de mil millones de personas en todo el mundo tendrán acceso al 5G en de los próximos cinco años, lo cual generará una producción económica de 12,3 trillones de dólares.

Las pruebas de 5G

Las pruebas de 5G realizadas por Telecom y Nokia con dispositivos de realidad virtual
Las pruebas de 5G realizadas por Telecom y Nokia con dispositivos de realidad virtual

El martes, Personal, junto a Nokia, mostraron cómo funciona el 5G en un entorno controlado. La prueba, que se hizo en la sede central de la compañía en Puerto Madero, alcanzó velocidades de 10 Gbps. Allí se mostró el funcionamiento de esta tecnología con dispositivos de realidad virtual y conexión entre dispositivos.

El año pasado, Movistar hizo lo propio junto con Ericsson. Fue la primera demostración pública sobre el funcionamiento del 5G en Argentina. Ese mismo año, en enero, habían hecho una prueba en el Congreso Mundial de Móviles (MWC), donde mostraron que se podía conducir un vehículo a la distancia con la ayuda de esta tecnología.

En la edición de ese mismo evento, este año varias operadoras como Orange hicieron pruebas de 5G. Incluso AT &T,  T-Mobile y Verizon dijeron que implementarán el servicio de 5G en diferentes ciudades de Estados Unidos hacia mediados y fines de este año. Otras operadoras prometieron lo mismo en Europa.

Este nuevo protocolo recién estará disponible para ser comercializado entre 2019 y 2020, pero hay otros aspectos que se deben analizar previamente. 

El estándar

El 20 de diciembre de 2017, el 3GPP (un grupo de telecomunicaciones que rige los estándares de las redes) aprobó el primer estándar de 5G Non-Standalone de redes móviles, que se apoyará en las redes existentes de 4G para el despliegue de la próxima generación en conectividad.

"Al utilizar como base de lanzamiento las redes de LTE se acortan los tiempos de llegada de 5G en la región, pues contrario a lo sucedido con generaciones anteriores, se tenía que desplegar una nueva red completamente de la nada. Ahora, los operadores pueden ver en qué localidades poseen en estos momentos servicios de LTE o LTE Avanzado y seleccionar aquellas en las que sería viable a corto plazo un incremento en velocidad, mayor eficiencia en uso de espectro y una menor latencia a las disponibles en la actualidad", explicó José Otero, director de 5G Americas para América Latina y el Caribe, durante el anuncio.

Ahora bien, si para que llegue el 5G se requiere aprovechar el 4G, el punto de partida para países subdesarrollados como la Argentina es mejorar el acceso y la calidad de esta tecnología, que en algunas zonas hoy es deficiente.

A raíz de este y otros motivos, según varias fuentes consultadas del mercado de las telecomunicaciones, en la Argentina el desembarco del 5G recién se daría en 2021 o incluso en 2022.

El acceso

Argentina fue uno de los últimos países de la región en incorporar el 4G, en 2014, pero también de los que más rápido lo adquirió. Según un informe de la GSMA, el 36,78% de las 62 millones de líneas en el país tienen acceso a esta tecnología. Esto lo convierte en el tercer mercado de Latinoamérica por detrás de Brasil y Chile. Si bien se avanzó, todavía falta continuar con el despliegue.

Para que cambie se necesita, entre otras cuestiones, mejorar el espectro disponible y asignar nuevas frecuencias. ¿Qué significa esto?

Crear y limpiar "autopistas"

El espectro radioeléctrico es la vía o autopista que se utiliza en el ámbito de las telecomunicaciones para que haya, justamente, conexión. Es por esta vía donde circula la información.

Este recurso se divide en diferentes bandas de frecuencia. Y cada una de ellas se emplean para diferentes propósitos.

El 5G tiene varios propósitos. Para cumplir con estas funciones se necesitan diferentes frecuencias o bandas. Por un lado está el tema de la cobertura e internet de las cosas, para lo cual se requieren bandas por debajo de 1 Ghz.

Para lograr una optimización en la experiencia de navegación, se requieren bandas de 3.5 Ghz, y para reducir la latencia se podrían usar bandas milimétricas de 26, 28 y 40 Ghz. La que tiene prioridad para la GSMA es la de 26 Ghz, según explicó a Infobae Lucas Gallitto, director de políticas públicas de GSMA, una organización que reúne a 800 operadores móviles y más de 200 compañías relacionadas.

En este sentido, la conferencia mundial que llevará adelante en 2019 la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) será fundamental porque será allí donde se determinará cómo cambiarán las atribuciones de las bandas. Luego, a nivel local, le corresponde al Enacom habilitar las bandas que correspondan para el caso.

En Argentina están habilitadas las bandas de 700, 850, 900, 1700/2100, 1900, y 2.500. El 4G corre en 1700/2100. Eventualmente cuando la de 2.500 se encuentre sin interferencias, también se podrá utilizar para el 4G.

Andrés Ibarra, ministro de Modernización de la Nación, durante el evento Citel
Andrés Ibarra, ministro de Modernización de la Nación, durante el evento Citel

Hasta hace poco, la banda de 700 estaba en manos de Telecentro y no se encontraba operativa para ofrecer conectividad, pero ahora se liberó y eso fue calificado como "un gran logro" por Andrés Ibarra, ministro de Modernización, porque permitirá continuar con el despliegue del 4G, según le explicó a Infobae en una entrevista anterior.

El 2G y 3G están en las frecuencias 850 y 1900, pero eso no quita que en el futuro, para mejorar la eficiencia espectral, las operadoras decidan migrar esas frecuencias para ofrecer 4G. La banda de 900, por cuestiones técnicas, no está operativa y no hay planes en lo inmediato de que esto vaya a cambiar.

Otro punto a resolver es el total de espectro asignado, que es de apenas 470 Mhz entre las tres operadoras (Movistar, Personal y Claro) cuando se recomienda un mínimo de 1.000 Mhz (1 Ghz) de espectro. Desde el Gobierno aseguraron que la idea es ir subiendo el límite de espectro asignado para cada operadora o CAP (en la actualidad es de 140 MHz ) además de licitar 90 MHz de Arsat para así llegar a la meta de 1 Ghz en 2020.

La conclusión, entonces, es que aún falta un camino por recorrer para mejorar el acceso al 4G que, en principio, es la base sobre la cual se está comenzando a ofrecer el 5G.

Seguí leyendo: