El triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos no fue muy bien recibido en Silicon Valley. A algunos, incluso, los horrorizó. La excepción es Peter Thiel, cofundador de PayPal, que no sólo apoyó la candidatura del republicano sino que contribuyó financieramente con ella.

El resto de las celebridades del mundo tecnológico expresaron su desilusión con los resultados electorales. "Quisiera despertarme ahora, por favor", escribió en Twitter Sam Altman, director de la aceleradora de startups Y Combinator.

"Éste no es el país que imaginaba: está más dividido, es más sexista y más racista de lo que pensaba", publicó en la red Dennis Crowley, fundador de la aplicación FourSquare, haciendo alusión a la frase que dijo el comediante Trevor Noah en The Daily Show.

"¿Así se sintió la gente cuando se dió cuenta de que Hilter realmente podría llegar al poder?", escribió Mark Pincus, fundador de la empresa de videojuegos Zynga.

Está claro que los grandes gurúes techie no ven con buenos ojos que la presidencia haya quedado en manos de Donald Trump. ¿Cómo afectará a esta industria? Un repaso por las declaraciones que hizo Trump en distintas cuestiones vinculadas a la tecnología.

Ciberdelito
Trump pidió una evaluación de todas las vulnerabilidades y sistemas de seguridad que tienen los sitios digitales en Estados Unidos. Esta revisión debería llevarla a cabo un grupo integrado por "miembros de la fuerza pública, militares y el sector privado". Todo con el fin de defender a los Estados Unidos de ciberataques, según se explicó en sus sitio de campaña que, insólitamente, fue hackeado ayer, durante las elecciones, a raíz de un error muy básico en el sistema de programación.

Durante el debate del 26 de septiembre con Hillary Clinton, sus declaraciones no fueron del todo claras. "Si fue (en referencia al ciberataque al Comité Demócrata Nacional en julio) Rusia, China, o algún otro país no lo sabemos, porque la verdad es que durante la presidencia de Obama perdimos el control sobre cosas que antes teníamos control. Nosotros creamos internet. Y creo que la secretaria Clinton y yo coincidiríamos, al ver lo que está haciendo ISIS con internet, en que nos derrotaron en nuestro propio juego".

¿Entonces cuál es la solución posible? Trump quiso expandir sobre el tema pero al hacerlo pareció sembrar más dudas que certezas. "Tengo un hijo. Tiene diez años. Tiene computadoras y es muy bueno con las computadoras. Es increíble. La cuestión de la seguridad en la web es muy, muy difícil. Y quizás sea muy difícil de abordar".

LEA MÁS: Las 6 estafas más habituales de WhatsApp

Espionaje cibernético

Trump se mostró crítico con el gobierno de Obama por no exigirle a China que combata el cibercrimen como condición para continuar la relación comercial con ellos. De acuerdo con el presidente electo, el gobierno chino fomenta el espionaje y ciberdelito en la red.

La libertad en la web
En diciembre de 2015, ya embarcado en la campaña habló de limitar "de algún modo" la web." "Estamos perdiendo mucha gente por el uso de internet. Tenemos que reunirnos con Bill Gates y mucha otra gente que realmente entiende lo que está sucediendo. Tenemos que hablar con ellos para, en algunos casos, limitar internet de algún modo. Alguno va a decir ´ay, la libertad de expresión, libertad de expresión´. Son tontos", reflexionó.

La neutralidad de la red
La neutralidad de la red propone que internet pueda ser accesible para todos a un precio justo y de modo tal que ningún proveedor de servicio tenga la potestad de limitar o promocionar ciertos sitios o contenido. ¿Qué opina Trump sobre esta cuestión?

Nunca habló mucho sobre el tema. Lo único que dijo al respecto hay que rastrearlo en un tuit de noviembre de 2014. "El ataque de Obama a internet es otra muestra de imposición de poder. La neutralidad de la red es la Doctrina de la Imparcialidad. Afectará a los medios conservadores".

La Doctrina de la Imparcialidad, que se creó en 1947 y dejó de tener vigencia en 1987, requería que las emisoras trataran los temas controversiales de forma equitativa y con imparcialidad. Buscaba regular los contenidos y no el acceso a la información o los medios de información, con lo cual no queda claro por qué la mencionó Trump.

El mundo Apple (y el de otras multinacionales IT)
Trump quiere que Estados Unidos sea un polo industrial cada vez más grande. Por eso, el magnate busca que las multinacionales, como Apple, establezcan sus fábricas en el país. En referencia al gigante de Cupertino dijo que "debería comenzar a construir sus malditas computadoras y cosas en este país, en vez de hacerlo en otros países".

También quiere que ingresen sus ganancias al sistema bancario de Estados Unidos, con ese fin prometió una reducción de los impuestos (de 35% a 10%). Así intenta seducir a los empresarios para que repatrien sus ganancias.

Visas de trabajo
En un primer momento Trump elogió las visas H-1B, un sistema que las empresas de IT usan con frecuencia para emplear extranjeros. Dijo que él mismo se valió de ese permiso, como empleador, para poder llevar talentos a Estados Unidos. Incluso su esposa, Melania (eslovena), en sus inicios como modelo tuvo que tramitar esa visa para residir en Estados Unidos.

Sin embargo, en declaraciones posteriores, Trump aseguró que esas visas deberían ser eliminadas porque, según explicó, limitan el acceso de estadounidenses capaces a puestos en Silicon Valley. Aunque en ocasiones posteriores volvió a destacar la labor de las empresas del famoso polo tecnológico al contratar grandes talentos extranjeros. Conclusión: no queda del todo claro cuál es su opinión en la materia y mucho menos qué acciones tomará en esta cuestión.

Sobre lo que sí se pronunció, en más de oportunidad y vehementemente, fue sobre los inmigrantes indocumentados. Aseguró que su primer día de gestión expulsará a quienes no tengan los papeles al día.

Control gubernamental
Trump cree que, con el fin de mejorar la seguridad nacional, las agencias de inteligencia deberían tener más poder para controlar lo que sucede en la red. Incluso si eso implica intervenir comunicaciones privadas. Así lo expresó en una entrevista donde habló sobre la ley conocida como Patriot Act, donde se autorizaba al gobierno a recaudar información sobre las llamadas telefónicas de los ciudadanos.

El rol de la tecnología en la educación
Trump no especificó si le dará más relevancia o no a las ciencias de la computación y otras materias tecnológicas en la currícula.

LEA MÁS: